La Profeco impone 81 multas por dar menos limón en ventas

Expendedores tenían las básculas sin calibrar, daban menos producto y a un precio alto.

León, Gto

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sancionó a 81 comerciantes de limón, por dar al comprador menos producto a un alto precio.

En León, Celaya, San Miguel de Allende, Silao, Irapuato, San Francisco del Rincón y Guanajuato Capital, se realizaron estas sanciones, que derivaron después de 292 visitas de verificación que se hicieron en distintos comercios de las ciudades ya señaladas.

"Derivado del aumento en el precio del limón, dentro de las acciones del Programa Permanente de Verificación de Productos Básicos, se han realizado visitas de Verificación en cadenas comerciales, mercados, centrales de abasto, abarroteras, a fin de evitar especulaciones en perjuicio del consumidor", explicó el delegado de Profeco en Guanajuato, José Huerta Arredondo.

Son 134 las básculas que se calibraron, para que los comerciantes otorguen el peso correcto a los consumidores.

Para evitar que se sigan ofertando productos en una menor medida de la que el consumidor compra, el delegado de Profeco en Guanajuato, José Huerta Arredondo, exhortó a los comerciantes a que calibren sus instrumentos de medición con esta Procuraduría, pues comenzará a verificar que los comercios cumplan después del 1 de mayo.

"La invitación es que calibren con Profeco, porque es la única institución facultada para emitir visitas de verificación".

En este 2014, también la Profeco recibió mil 646 quejas, de los siguientes rubros: telecomunicaciones, inmobiliario y servicio de suministro de energía eléctrica.

Dijo que 9 millones 955 mil pesos es lo que es lo que recuperaron los consumidores, tras haber interpuesto sus quejas.

La Procuraduría de Federal del Consumidor tiene en proceso 115 quejas y dos conciliadas a favor del consumidor, en contra de la Comisión Federal de Electricidad por otorgar un mal servicio en el suministro de luz, pero a la fecha la Profeco no ha aplicado ninguna multa en contra de la CFE.

Las inconformidades de la ciudadanía en toda la entidad, derivan por el cambio en la modalidad de pago que pasó en algunos casos del recibo a una "tarjeta inteligente", en la que ciudadanos acusaban que no se les avisó del cambio de pago, además de cobros indebidos y cargos por depósito.

De las 15 quejas en la ciudad de León, 8 son a causa de la aplicación de la tarjeta inteligente, sin que los afectados hayan sido avisados por parte de la CFE.