Productos del campo, con aumentos hasta de 19%

"Es cierto que el gobierno federal, por medio de la Profeco y de otras instancias, trata de contener el ajuste de precios" ya que se presta a abusos por parte de comerciantes.
Mercado, tianguis, venta de frutas y verduras, comercio, alimentos, alimentación, comida.
Están por encima de la inflación reportada por el Banco de México de 3%. (Iván Carmona)

Ecatepec

Los productos del campo de mayor demanda por parte de las familias, como la cebolla blanca, elote en grano, lechuga romana y tomate verde, entre otros, registraron aumentos de hasta 19 por ciento, muy encima de la inflación del 3 por ciento proyectada por el Banco de México, y durante el primer trimestre del año se esperan incrementos en otros.

Ante ello, es preciso dar pasos para contener la inflación con un mayor recorte al gasto ya que se corre el riesgo de caer en un período de "estanflación".

Lo anterior se desprende de un análisis realizado por la Unión de Industriales del Estado de México (UNIDEM), el cual estableció que para el primer trimestre de 2017 se esperan ajustes de precios en la mayoría de los productos.

"Es cierto que el gobierno federal, por medio de la Profeco y de otras instancias, trata de contener el aumento de precios ya que esta situación de río revuelto se presta a muchos abusos por parte de comerciantes y prestadores de servicios", refiere el reporte.

Detalla que cuando se presenta una devaluación, como la de los dos últimos años, hay efectos positivos y negativos. Los segundos " están vinculados con el aumento de precios en las importaciones y en la pérdida del poder adquisitivo del peso, lo que afecta a las importaciones y al turismo de mexicanos que vacacionan en el exterior.

TE RECOMENDAMOS: Inflación por 'gasolinazo' será temporal: Hacienda

"Dentro de los positivos, destacan que los servicios y los productos producidos en México, de la noche a la mañana, son más baratos en términos de dólares, lo que hace más competitiva a la industria y sobre todo al turismo extranjero que le resulta muy económico viajar a México", dice el estudio.

En el documento se hace ver que "si no se contiene la inflación, los pocos efectos positivos de la devaluación se desvanecerían de inmediato y viviríamos en un período de "estanflación", que significa estancamiento con inflación, en donde la gente no puede adquirir productos y por ende los comerciantes no venden, pero tienen que subir los precios constantemente ya que si no lo hacen pierden dinero en cada artículo que venden".

Explicó que en estos momentos se viven dos factores muy complejos que presionan a la inflación a la alza y son el aumento a los energéticos como energía eléctrica, gas natural y LP, así como a las gasolinas, y por otro lado, los efectos de la devaluación.

"Del incremento en el gas y electricidad se afecta directamente al sector industrial ya que sin importar las ramas a las que pertenezcan, alguno de los dos energéticos impacta directamente sus costos. En el caso de las gasolinas, el impacto inmediato es en todo lo relacionado al transporte, ya sea de carga o de pasajeros, ya que las gasolinas, llegan a ser hasta el 80 % de los costos de empresas transportistas", refiere el documento de la UNIDEM.

Agrega que cuando INEGI o el Banco de México estiman la inflación que hay en nuestro país, "toman como referencia los precios de los productos y servicios básicos de un mes con respecto al anterior y culpan a esos productos del alza temporal de la inflación.

"Normalmente los productos que suelen tener este comportamiento son las frutas, cereales y verduras, que tienen movimientos cíclicos y cuando es tiempo de cosecha sus precios bajan y cuando no lo es, suben".

TE RECOMENDAMOS: Ventas caen 10% por cuesta de enero

La organización industrial de la entidad sostuvo que se hizo un análisis de precios de ese tipo de productos, "pero con una base anual con la intención de quitar el efecto estacional en el precio de los productos y", y se encontró que los que tienen mayor demanda su incremento es: cebolla blanca 5 por ciento, elote en grano 21 por ciento; jitomate bola menos 8 por ciento; lechuga romana 17 por ciento, y tomate verde 8 por ciento..

"Salvo el jitomate bola, que bajó de precio, todo los demás han subido muy por arriba de la meta de inflación que tiene del Banco de México, y que es de 3 por ciento", resaltó el organismo.

Destacó que están viendo con claridad los efectos del incremento en los precios de las gasolinas, y que las gasolinas y el diesel "son muy importantes en el proceso de preparación del terreno, siembra, cosecha y transportación, tan solo han afectado la última etapa del proceso, por lo que podemos esperar mayores alzas en los próximos meses".

En una parte de sus propuestas, UNIDEM expresa que "el gobierno no debe lamentarse de los problemas internos o cambios en la políticas económicas o migratorias de nuestros aún socios comerciales. Lo que deben hacer de manera inmediata es realizar otro recorte presupuestal ya que de él depende en gran medida el control a la inflación".


MCLV