Procesión de Viernes Santo tendrá a 112 engrillados

Isabel Garcés, capacitadora de los penitentes, dijo que los hombres deben prepararse de manera física durante más de tres meses para aguantar la caminata de 3 kilómetros y las laceraciones.

Puebla

Una penitencia poco común en el estado de Puebla se desarrolla en el municipio de Atlixco donde los hombres salen encapuchados a la calle, flagelan sus cuerpos, entierran en sus extremidades espinas que tiñen de rojo su piel y cargan sobre sus hombros cadenas de más de 50 kilogramos durante tres horas para cumplir con su penitencia.
Esta procesión es conocida como Los Engrillados y se realiza en Viernes Santo y es en Atlixco una de las representaciones religiosas más extremas e impresionantes en Puebla, en la que este año participarán 112 varones.
El vía crucis de Los Engrillados es en Puebla el evento cultural religioso de mayor impacto para los oriundos poblanos y visitantes que observan con asombro la devoción de los participantes.
Isabel Garcés, catequista y capacitadora de Los Engrillados, informó a Milenio Puebla que los hombres deben prepararse de manera física durante más de tres meses para realizar una caminata de 3 kilómetros con pies descalzos, lacerando a cada paso las plantas de sus pies con el calor que golpea el suelo.
Incrustarán en sus brazos y piernas espinas que pintarán de rojo sus extremidades, todo en busca de la redención. Sus cabezas serán cubiertas por una manta negra, el sudor correrá por sus sienes y una corona de espinas representará nuevamente el perdón de los pecados.
Rodearán sus cuerpos con cadenas de más de 50 kilos, esto representa sus peticiones, cargarán de esta manera sus penitencias, sus agradecimientos y sus solicitudes hasta cumplir la manda.
Las cadenas, sostenidas en la parte superior por sus hombros, son también atadas a sus tobillos, dejando una marca de color y de dolor en los evidentes pliegues de piel rojiza.
Sin embargo para "Los Engrillados" estas laceraciones y heridas quedan de lado, están enfocados, los rezos y las oraciones salen de su boca, cada paso, metro y kilómetro aumentan su fe.
Su preparación física no serviría de nada sin el complemento espiritual.
Los engrillados se preparan físicamente pero lo fundamental para ellos es la preparación espiritual por lo que con tres meses de anterioridad se reúnen con Jaime Garcés, encargado de los engrillados, quien los prepara mentalmente para el evento.
Isabel Garcés señaló que tres meses antes de Semana Santa "se preparan espiritualmente, se le evangeliza y se les da pláticas cuaresmales que abarcan la obra, crucifixión, muerte y resurrección de Jesucristo".
Adicional a esto los engrillados realizan ayunos, además los procesionarios son instruidos sobre la importancia de la Cuaresma, su significado y la reflexión que permite a los participantes eliminar cualquier duda y conocer a fondo los temas.
Isabel Garcés destacó que lo principal en estos hombres debe ser la determinación y el agradecimiento así como disponibilidad y ofrecimiento por parte de los interesados, ya que "todos los que quieran pueden participar".
"Los Engrillados principalmente participan en la procesión de Viernes Santo por el cumplimiento de alguna promesa, por agradecer a Dios un favor recibido, e incluso muchos hombres ofrecen su recorrido por haber permitido que ellos u otro familiar haya conseguido cruzar la frontera en Estados Unidos.
La fe es lo que motiva y mueve a los hombres que deciden participar como engrillados principalmente como acción de gracia y como el pago de los favores que han solicitado a los santos", señaló la catequista.
Agregó que la penitencia se cumple de manera anónima por lo que los engrillados se cubren el rostro con una manta negra para no presentarse como cualquier persona, acto que se realiza para mantener el respeto.
De igual forma destacó que la caminata cuenta con una extensión aproximada de tres kilómetros, y salen a partir de las nueve de la mañana finalizando el recorrido a mediodía.
"Nosotros acompañamos a lo que es el vía crucis, salimos juntamente con el padre y unas imágenes acompañando a Jesús, ellos se unen a este evento que simula lo que el Salvador hizo por nosotros en la cruz", dijo.
"Los engrillados están enfocados en poder cumplir cabalmente su petición, en finalizar el recorrido y terminar así con su agradecimiento o su carga".

El dolor dura unos días, la satisfacción toda la vida

El cansancio es evidente, al pasar la primera media hora los pasos se vuelven más cortos, las piernas ya no dan.
El sudor ha hecho que las mantas negras se peguen a su rostro dificultando la respiración, el dolor de la espalda por mantenerse erguido es insoportable a la vista, el ardor y el escozor de en la piel es evidente.
El equilibrio comienza a fallar cuando termina la segunda hora, los acompañantes se suman a los rezos para fortalecer la fe de Los Engrillados, los pasajes bíblicos de la crucifixión de Jesucristo y las peticiones de los turistas se suman también.
Por otra parte el silencio hace que otros sentidos se exalten, la vista sobre todo. El espectáculo obtiene tintes de dramatismo, pasaron de ser procesionarios a mártires, de personas comunes a consagradas.
La procesión termina cuando llegan al exconvento de San Francisco, Los Engrillados permanecen estoicos de pie ante el altar para escuchar las palabras del párroco municipal.
Al finalizar son atendidos por sus familias, tendrán que pasar por una recuperación que para ellos confirmará el cumplimiento de su petición, la sangre quizá sea más visible cuando se retiren las espinas, posiblemente exista uno o dos calambres. El dolor durará unos días, la satisfacción toda la vida.

Esperan la visita de de 10 mil personas

Dicha tradición tiene más de cien años y cada edición se arraiga más en el municipio, por lo que pobladores y visitantes acuden a ver cómo los fieles ofrecen su cuerpo para que se les puedan cumplir sus peticiones.
Mi padre es el director de Los Engrillados, él retomó esta tradición que ha significado tanto para los habitantes de Atlixco y para los visitantes que cada día son más”, dijo Garcés.
Conocido como el primer engrillado, José Muñoz, de oficio panadero, decidió salir ataviado y martirizado porque “el muerto” lo azotaba por las noches y para impedir que lo siguiera haciendo, ofreció el sufrimiento a cambio del perdón.
“Él empezó a salir como una penitencia porque el narra que por las noches lo agobiaba el demonio, fue cuando él buscó una solución y el ofreció como penitencia realizar esta procesión”, aseguró Isabel Garcés, capacitadora de los engrillados.
En este orden de ideas agregó que los motivos de los procesionarios han ido modificándose a través del tiempo, llegando en ocasiones a solicitar durante las marchas la posibilidad de cruzar a salvo a los Estados Unidos.
Garcés destacó que la procesión ha ganado una diversidad y la difusión a nivel internacional lo que ha permitido que personas de otras regiones y países acudan a realizar sus mandas a través de esta caminata.
Agregó que aproximadamente veinte personas de diferentes demarcaciones participaran en esta procesión, siendo los demás provenientes del municipio.
“Vienen personas de los Estados Unidos, y de diferentes estados de la república, ellos vienen hacen su penitencia y se vuelven a retirar. La diversidad ha permitido que el participante más chico tenga unos 17 años y el más grande unos 70”, indicó.
Por su parte el presidente municipal de Atlixco, José Luis Galeazzi Berra, destacó que esta procesión es la más representativa de la demarcación por lo que se buscará en conjunto con el gobierno estatal otorgarle una mayor difusión.
“Es un evento que tiene muchos visitantes y sobre todo muchos participantes, llama mucho la atención tener más de 100 personas como protagonistas, engrillados y demostrando un sacrificio y un esfuerzo en estos tiempos de cuaresma”, aseguró el presidente.
Destacó que el municipio espera contar para este evento con la visita de más de diez mil personas, pero que las expectativas pretender superar esta cifra.
“Nosotros queremos superar este número de visitantes, queremos superar las expectativas que tenemos para este año. Durante el evento participarán 112 engrillados y sabemos que este evento es de gran importancia cultural y religiosa”, aseguró el servidor público.
Indicó que la riqueza cultural del municipio permitirá a los visitantes obtener una vista distinta del estado de Puebla y realizó un llamado a los turistas y oriundos para visitar la región.
De igual manera el funcionario dio a conocer el programa con el que contará Atlixco para el próximo periodo de semana santa, el cual cuenta con 10 procesiones, exposiciones pictóricas, conciertos, función de títeres y recorridos por los monumentos históricos de la demarcación.