Problemas económicos desencadenan tragedia familiar

Se confirmó que la ama de casa era víctima de maltrato y golpes por parte del taxista.

Monterrey

Un pleito por problemas económicos orilló a la joven Ingrid Jiménez Castro, de 18 años, a acuchillar a su padre, a quien asesinó el pasado 17 de enero, en su domicilio de la colonia Valle de Infonavit, en Monterrey.

En la declaración que hizo ante el Ministerio Público, la jovencita, madre de una pequeña de seis meses de nacida, aseguró que sin pensarlo atacó a su padre Sergio Jiménez Camarillo, de 47 años.

Explicó que el día de los hechos, su papá, quien trabajaba como taxista, llegó exigiéndole de comer a su mamá Obdulia Castro López, quien en ese momento trabajaba en las manualidades que realizaba para obtener dinero.

Dijo que su mamá le advirtió que no había alimentos, porque no tenía dinero y que eso lo enfureció y a manotazos destrozó las manualidades que estaba haciendo.

La joven aseguró que su papá se alteró y que como lo había hecho anteriormente, pensó que iba a volver a golpear a su madre, por lo que sin pensarlo tomó un cuchillo que había en la cocina y lo atacó.

Aseguró que al verlo mal herido, salió corriendo del departamento que habitan en calle Cuarta Cerrada y Obrero Mundial, de dicha colonia, y comenzó a pedir ayuda, por lo que sus vecinos solicitaron el apoyo a la Cruz Verde de Monterrey.

Aunque, los vecinos afirmaron que el taxista era una buena persona, durante las investigaciones que realizó el agente del Ministerio Público, estableció que el occiso no apoyaba, como debía, económicamente a su familia.

Pues, confirmó que era su esposa Obdulia, quien realizaba manualidades y trabaja haciendo el aseo en diversos domicilios para sacar a su familia adelante.