Priorizan obras para la conducción de agua pluvial

Agua y Saneamiento de Toluca construyó un colector en la colonia San Bernardino, que mitigará inundaciones y permitirá disminuir una posible sobrecarga a la bóveda del río Verdiguel
Aspectos de las obras en el Río Verdiguel.
Aspectos de las obras en el Río Verdiguel. (Iván Carmona)

Estado de México

Debido al proceso de urbanización de las cuencas de cauces que cruzan el municipio de Toluca, han incrementado los caudales conducidos por los mismos en época de lluvias. Así describió el fenómeno, el arquitecto Juan Mario Domínguez Alonso, director general de Agua y Saneamiento de Toluca, quien de manera gráfica, indicó que es un proceso de "impermeabilización" en el cual se tiene una menor infiltración por el cambio de uso de los terrenos agrícolas a urbanos.

Ante ello, una de las prioridades de la actual administración ha sido el adecuar y reforzar la infraestructura de conducción de agua pluvial, como es el caso del colector pluvial del Parque Alameda 2000 o el desarrollado en la colonia San Bernardino.

Sobre esta última obra, Domínguez Alonso informó que con una inversión de un millón 200 mil pesos, Agua y Saneamiento de Toluca construyó un colector pluvial que mitigará inundaciones en esa zona y la cual permitirá disminuir una posible sobrecarga a la bóveda del río Verdiguel durante la temporada de lluvias.

Detalló que la obra consistió en la colocación de 227 metros de tubería de concreto simple de 45 centímetros de diámetro con junta convencional, junto con la construcción de cuatro rejillas de 3.5 metros de longitud para captar el agua pluvial que se concentra en Paseo Vicente Guerrero y Morelos; misma que al escurrir, afectaba dos predios ubicados en Fray Bernardino de Sahagún y Fray Buenaventura Merlín.

El trazo del citado colector parte de la avenida Morelos, sigue por Fray Bernardino Sahagún, dobla por Fray Buenaventura Merlín, prosiguiendo por Fray Bartolomé de las Casas, para descargar su caudal en el alcantarillado de la avenida Miguel Hidalgo, conduciendo 200 litros por segundo, con lo que se desahoga en esa proporción a la bóveda del río Verdiguel.