Prevén sembrar 2 millones de árboles en El Nevado

Buscarán la conservación de la planta, de tal forma que se logre garantizar su supervivencia para mediano y largo plazo.
Reforestación, plantar árboles
(Archivo)

Toluca

El ex gobernador y coordinador de los trabajos de recuperación de la región del Nevado de Toluca, Ignacio Pichardo Pagaza, aseguró que durante el año 2014 se buscará sembrar en la zona cerca de dos millones de árboles, como parte de las estrategias de preservación de los recursos forestales.

Indicó que esa cifra fue la que se logró durante 2013 y ahora se buscará replicarla, esta vez bajo un criterio de conservación de la planta, de tal forma que se logre garantizar su supervivencia para mediano y largo plazo.

"Este año se sembraron como dos millones 400 mil arbolitos, yo creo que mínimamente, en lo que es ahora el área natural protegida de flora y fauna, llegaremos a una meta similar de reforestación", subrayó el coordinador.

En este sentido reiteró que lo que ahora se requiere es cambiar de paradigma y en lugar de basarse en el número de árboles que son plantados, se logre avanzar en el número de plantas que logran sobrevivir a los primeros años, y es por ello que se tendrá que trabajar de forma específica en la conservación de las nuevas plantaciones forestales.

El ex gobernador dijo también que actualmente el indicador sobre esta materia señala que sólo el 50 por ciento de las plantas sobrevive, por lo que ahora se buscará mejorar el indicador y llevarlo al 70 o hasta el 80 por ciento, aproximadamente.

Asimismo reiteró que actualmente y en lo sucesivo, las políticas públicas específicas para la preservación y recuperación de los recursos forestales de la región del Nevado de Toluca, se realizarán de forma conjunta a través de los programas de la Conafor, institución del gobierno federal, y Probosque, dependencia de la administración del Estado de México.

Reiteró que con la participación de diversas instituciones e instancias gubernamentales, este año se buscará lograr avances significativos en la recuperación de la zona de protección de flora y fauna de esta región centro de la entidad, lo que incluye, además, el impulso de actividades agropecuarias que no afecten el entorno ambiental de esta área biológica mexiquense, como por ejemplo migrar a cultivos adecuados.