Prevén caída de remesas por 50 millones de dólares

La funcionaria estatal señala que la baja captación se debe a la crisis económica en Estados Unidos, las expectativas por la reforma migratoria y la reunificación familiar, principalmente.
Erika Saab Lara: “la economía no ha terminado de estabilizarse”.
Erika Saab Lara: “la economía no ha terminado de estabilizarse”. (Héctor Mora)
Entrevista con Erika Saab Lara, coordinadora general de Apoya al Hidalguense en el Estado y en el Extranjero. (Alejanrdo Reyes)

Pachuca

A casi un mes para que termine el año, Hidalgo prevé una caída de 50 millones de dólares en la captación de remesas, en comparación con 2012.

La crisis económica en Estados Unidos, las expectativas por la reforma migratoria que se discute en el país vecino, y la reunificación familiar, son algunos de los motivos por los que el envío de dinero por parte de connacionales a la entidad continúa a la baja, informó la coordinadora general de Apoyo al Hidalguense en el Estado y el Extranjero, Erika Saab Lara.

Pese a que hubo un incremento de remesas en agosto, no fue significativo para amortizar la caída de los primeros seis meses, y “aunque la estimación que se tiene es que podamos cerrar el año un poco a la alza, en comparación del año anterior tendremos aproximadamente 14 por ciento menos de ingresos en 2013”.

De acuerdo con datos del Banco de México, el año pasado llegaron al estado 720 millones de dólares en envíos en efectivos y en especie, cheques personales y transferencias electrónicas, de paisanos inmigrantes a sus familiares; sin embargo, ahora prevén que hasta el último día de diciembre la cifra no supere los 680 millones de dólares.

Uno de los factores, según Saab Lara, fue la crisis financiera que sufrió la nación norteamericana, la cual aún no ha sido superada y durante todo el año ocasionó que las transacciones monetarias fueras de las más bajas en el último lustro.  

“La economía no ha terminado de estabilizarse (...) ha habido mucha expectativa en cuanto a la reforma migratoria y eso implica que los paisanos vayan guardando un poco para poder regularizar sus trámites”.

Otra situación importante, expuso, es la reunificación familiar: “hace 30 años, o en 1997 cuando hubo un repunte muy importante en envío de remesas las familias estaban divididas y ahora ya se han reunido en Estados Unidos, y eso implica que los paisanos ya no tengan a quien enviarle el dinero”.

Según el último informe del Banco de México, Hidalgo percibió entre enero y junio de este año 320 millones de dólares por remesas familiares, 67.5 millones menos que en 2012.

Esta caída representó un retroceso para el estado de 17.4 por ciento en cuanto a captación de remesas, una de las principales entradas de dinero para la población local. En agosto hubo un mayor envío, por ello el porcentaje se redujo hasta 14 por ciento de ingresos menores, que esperan se mantenga hasta el cierre de 2013.

Un análisis del Centro Pew refiere que México y otros países de América Latina como Argentina y Colombia  no se han recuperado en los envíos de remesas desde la recesión económica en Estados Unidos en 2007.

El informe, a partir de estadísticas del Banco Mundial, sostiene que las remesas a México han sido de 22 mil millones de dólares en 2013, 29 por ciento menos que su techo de 2006.