Prevalecen condiciones desastrosas en Apetatitlán, asegura alcalde electo

Exige la intervención del gobernador y de diputados para generar gobernabilidad

Tlaxcala

El presidente municipal electo de San Pablo Apetatitlán, Valentín Gutiérrez Hernández, sostuvo que recibirá dicho ayuntamiento en condiciones "desastrosas" y dejó claro que no solapará al alcalde actual, Raúl Acoltzi Vázquez.

Indicó que lamentablemente hay ingobernabilidad en dicha comuna donde trabajadores, regidores y presidentes de comunidad, demandan el pago de salarios, compensaciones de fin de año, así como la ciudadanía la dotación de servicios.

Comentó que ha solicitado la intervención de la Secretaría de Gobierno (SEGOB) para que dé certidumbre dentro de la paz pública, ya que hay un malestar generalizado dentro de dicha administración que preside el PRI.

Señaló a los medios de comunicación que también ha solicitado el apoyo al Congreso del Estado, para que liberen recursos, liego de que en el mes de septiembre se nombró una comisión especial que administraría los recursos.

Lo anterior, especificó ante el desorden financiero que prevalece dentro de dicha comuna. "Creemos que dicha medida no sirvió de nada, puesto que siguen los adeudos, por lo que dicha acción no exime a Raúl Acoltzi".

Con base en lo anterior, argumentó que realmente le preocupa la situación que prevalece en dicha comuna, puesto que hay "boquetes" financieros que tendrán que subsanarse y "tengo que decir que no seremos tapaderas de ellos".

Además, especificó que a diez días de que finalice dicha administración no se ha iniciado el proceso de entrega-recepción en la comuna, tal y como prevé la ley, por lo que "hemos exigido al Congreso que tome cartas en el asunto".

Por ello, demandó la intervención del gobernador Mariano González Zarur y de los diputados para generar gobernabilidad antes de que entre en funciones, toda vez que la ciudadanía se encuentra molesta.

Finalmente, argumentó que no descarta la posibilidad de que sea parte de una estrategia por parte del PRI, para generar dicha inestabilidad social, luego de que el Partido Acción Nacional (PAN) ganara las elecciones del pasado ocho de diciembre.