REPORTAJE | POR CLAUDIA HIDALGO

Preservar las células madre una gran esperanza de vida

Opción de sobrevivencia con costos menores al seguro de un auto

En México se desperdician millones de oportunidades de vida al tirar a la basura cordones umbilicales, dientes de leche y muelas de juicio con células madre que pueden aliviar más de 80 enfermedades.

La posibilidad de usarlas en el país tiene 14 años.
La posibilidad de usarlas en el país tiene 14 años. (Tania Contreras)

Toluca

En México se desperdician millones de oportunidades de vida al tirar a la basura los cordones umbilicales, dientes de leche y muelas del juicio con células madre, que pueden ayudar a aliviar más de 80 enfermedades que van desde anemias, leucemias hasta parálisis cerebral.

Los bancos para conservarlas son escasos en México, sobre todo públicos. Solo existen dos operados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y por el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea y está por nacer un tercero, del gobierno del Distrito Federal, que se construye en el Ajusco.

En la entidad, 2 mil familias criopreservan las células madre de sus hijos como una esperanza de vida a través del Banco de Cordón Umbilical (BCU), que reabrió sus puertas en Metepec. A nivel nacional el banco tiene 50 mil congeladas, cuando en el mundo hay millones "guardadas".

La posibilidad de usarlas en México tiene 14 años. Entre los primeros laboratorios está BCU, el más grande en el país y Latino América; tiene presencia en San Paulo, Bogotá, Buenos Aires y un pie en Estados Unidos.

OPCIÓN DE VIDA

Las células madre son un "comodín". Se pueden transformar en distintos tejidos. Hay entre 75 y 80 tratamientos protocolarios médicos registrados ante las asociaciones nacionales e internacionales de médicos y con la Cofepris para tratar diversas enfermedades.

Entre ellas, anemias, leucemias, lupus, distintos tipos de cáncer, artrosis, entre otras. Las células madre no solo sirven para el bebé durante toda su vida, sino para algún familiar cercano, como es hermano o padres que tengan compatibilidad.

Rodrigo Riquelme, director nacional de Ventas BCU dijo que ya se han hecho trasplantes exitosos con cordones umbilicales procurados en esta empresa con diagnósticos positivos en un niño de tres años con parálisis cerebral, un menor de cuatro años con meduloblastoma y otros tantos de mieloma múltiple, neuroblastoma, linfoma de Burkitt, entre otros casos.

El año pasado se realizaron nueve en distintos hospitales de la Republica con estas células y este año llevamos 13. En el mundo van un millón.

Están participando con una universidad en un trasplante cerebral. El año pasado hicieron uno a un niño sin movilidad ni posibilidad de articular palabras o de tolerar alimentos sólidos.

"Esto es lo que ponemos a disposición de las familias toluqueñas, que tengan al alcance, a través de nuestra oficina, un seguro biológico para sus niños, el tener este paquete celular guardado por alguna enfermedad que puede tener un tratamiento con este tipo de células es una buena esperanza de vida", enfatizó.

COSTOS MENORES AL SEGURO DE UN AUTO

Aline Reynaud, director de las oficinas en Metepec explicó que las personas que contratan el servicio reciben un kit para que el ginecólogo haga la recolección de muestras de sangre que guardan por tiempo indefinido.

El costo inicial está en mil 100 dólares de almacenamiento de sangre. Si contratan un paquete también con células mesenquimales para regeneración de tejidos, el costo inicial es de mil 500 dólares. Anualmente se deben pagar 130 dólares por almacenamiento y 200 por sangre y tejidos.

La anualidad es más baja que el seguro de un auto. "Por mil 600 pesos anuales lograría preservar la vida de la familia" ya que la célula puede ser usada en el dueño o en algún familiar cercano.

Una vez descongelada ya no se puede volverá a congelar. En el mundo la más antigua tiene 32 años y está en perfecto estado.

Para saber si es útil con otra persona se debe hacer un estudio de compatibilidad genética, si no existe no se descongela. "En el laboratorio las almacenamos en unas criobolsas, con la más alta tecnología para que la muestra se soldifique en los tanques de nitrógeno a 196 grados bajo cero.

"Esas pequeñas bolsas tiene unos pilotes de control que se toman para las pruebas, no arriesgamos la muestra antes de saber si es compatible o no con los familiares".

LA OBTENCIÓN

El paquete se debe contratar antes de dar a luz, se hacen pruebas. Lo más recomendable es hacerlo tres meses antes. El procedimiento lo lleva a cabo el ginecólogo, en el momento del nacimiento, cuando separan el cordón umbilical lo pinzan de una de las dos venas que tiene.

Prácticamente la bolsita se llena de sangre por gravedad. En esta hay anticoagulantes y protectores celulares que se llenan de sangre hasta que el cordón se vuelve casi transparente. Si la madre tiene una enfermedad genética no es viable el procedimiento porque se puede transmitir la enfermedad.

DIENTES DE LECHE Y MUELAS DEL JUICIO

Los especialistas de BCU explicaron que una toma tiene entre 80 y 90 mililitros de sangre de la cual se recuperan un mínimo de 100 millones de células madre que sirven para un trasplante de un paciente de hasta 65 o 70 kilos. Estas células no se pueden multiplicar.

Este es el único banco que también trabaja con células madre mesenquimales que se obtienen por dos medios. Uno de ellos es por un pedazo de carne del cordón, aproximadamente de 3 a 5 centímetros. De ahí obtienen otras que provienen del estroma del tejido, es decir, el esqueleto celular, para regenerar tejido, piel, músculo, hueso o cartílago.

También se obtienen a partir de la pulpa de dientes, de niños que mudan los de leche o incluso de las muelas de juicio, siempre y cuando no estén picados ni se dañe la raíz. El costo es de 840 dólares y la anualidad de 129 dólares.

Estas células si se pueden cultivar y multiplicar exponencialmente sin que pierdan sus características.

Este banco está por firmar un convenio con una universidad privada de México.