Presentan recorrido de la XXIII Procesión de Viernes Santo

El acto religioso es el más piadoso y religioso del país porque concentra al mayor número de fieles en un mismo momento.
Todo listo para una de las actividades religiosas más importantes de los católicos.
Todo listo para una de las actividades religiosas más importantes de los católicos. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

La XXIII Procesión de Viernes Santo de Puebla se realizará el próximo viernes 18 de abril a partir de las 11:30 horas por las calles de la capital con la participación de más de 150 mil fieles.

Gustavo Díaz Varela, presidente del comité organizador de la Procesión de Viernes Santo, señaló que el acto religioso es el más piadoso y religioso del país porque concentra al mayor número de fieles en un mismo momento.

La procesión iniciará con una primera reflexión del arzobispo Sánchez Espinosa en el atrio de la catedral; seguirá por la 16 de Septiembre, pasará frente a Palacio Municipal, continuará por la 2 Norte hasta la esquina de la 4 Oriente-Poniente.

Uno de los cambios para este año consiste en la segunda reflexión que en esta ocasión no se realizará frente a La Villita, sino en la esquina de la 11 Norte y la 4 Poniente con el objetivo de que el contingente continúe su camino sin alterar las hileras humanas.

En la parte final, la procesión continuará sobre la Avenida Reforma hasta llegar a la 16 de Septiembre para luego regresar a la catedral de Puebla.

Díaz Varela señaló que la mayoría de los asistentes participan en las reflexiones, oraciones y cantos que se realizan a lo largo del camino.

"La procesión de Viernes Santo representa al caminar del pueblo de Dios en torno a su pastor. A diferencia de las procesiones del silencio que se realizan en otras partes del país, la Procesión de Viernes Santo de Puebla se caracteriza po,lr la manifestación viva de los porteadores, el olor del incienso, los tamborileros que van marcando el paso, la música solemne de las bandas, los cantadores y cantadoras que desde los balcones acompañan el procesionar, los niños vestidos de angelitos que portan los signos de la pasión, los estandartes de los grupos de apostolado y los cantos y los rezos de los feligreses", explicó.