Presa La Vega, en grave riesgo de colapso

El lirio ya invade la mayor parte del vaso lacustre porque tanto autoridades municipales como gobiernos federal y estatal hacen caso omiso al problema de contaminación.
La calidad del agua se ha afectado considerablemente debido a la contaminación
La calidad del agua se ha afectado considerablemente debido a la contaminación (Agustín del Castillo)

Guadalajara

La presa La Vega, sitio Ramsar por tratarse de un humedal de importancia internacional con el cual el gobierno mexicano tiene un compromiso de conservación, se encuentra en riesgo grave de colapso ambiental por la falta de un manejo pertinente por parte de las autoridades responsables, aseguró la vocal del Comité Técnico para el Manejo Integral de la Presa la Vega AC, Ricarda Orozco Wences.

En el año 2007, un esfuerzo conjunto entre autoridades federales, estatales y municipales, con el respaldo de la sociedad civil, se encaminó a sanear al principal embalse hidrológico de la cuenca del río Ameca. Pero "en la actualidad este privilegiado atractivo natural cercano a la capital jalisciense, se encuentra de nueva cuenta en el abandono y descuido total por parte de las autoridades, ninguna de las cuales, en los municipios en la región, Tala, Tehuchitlán, Ameca y Ahualulco de Mercado, han mostrado interés en solucionar el problema actual, que afecta ya a un 80 por ciento del espejo de agua de la presa", dijo en un comunicado.

“La calidad del agua se ha afectado considerablemente debido a la contaminación, los agricultores que dependen sus cultivos de esta agua, ya no riegan sus hortalizas con ella; los pescadores ya no pueden realizar su actividad porque hay mucho lirio y son casi 350 familias las afectadas”, puntualizó Orozco Wences.

Agregó que la preocupación entre los diferentes sectores que conforman esta cadena de servicios, agricultores, pescadores, restauranteros y demás prestadores de servicios turísticos, radica en que la economía de la región depende en gran parte de este atractivo natural, mismo que por su ciclo normal, para los meses de marzo a mayo ya no recibe la misma cantidad del líquido.  

"Existen en la zona dos manantiales grandes, el Tajo y el Rincón; con capacidad de alimentación al río Ameca de entre 18 y 20 pulgadas, lo que convierte al lugar en un atractivo natural único en Jalisco y cerca de Guadalajara” aseguró la empresaria. La Presa la Vega tiene afluentes con origen en el Área de Protección de Flora y Fauna La Primavera y el Cerro de Tequila; su superficie alcanza las mil 950 hectáreas, con 54 mil metros cúbicos de capacidad de almacenamiento, recurso hídrico que se utiliza principalmente para la agricultura y la pesca.

Entre los peces que se han identificado en la presa están 25 especies de las cuales, dos se encuentran en categoría de riesgo (NOM 059), el Ameca splendens y la Mexalpique mariposa (Sujeta a protección especial); 14 más son especies autóctonas: Mexalpique de escamas; Tiro rayado; Tiro criollo; Guavina cristalina; Mexalpique del Armería; Chuime; Guatopote de occidente; Espadas; Mexalpique cola roja. Entre los mamíferos que habitan este lugar, (uno de los humedales más representativos de México) se encuentra  la nutria Lontra longicaudis, una especie considerada amenazada por la norma oficial mexicana NOM-059.

La vocal del Comité Técnico para el Manejo Integral de la Presa la Vega AC; hizo un llamado a las autoridades correspondientes y en especial al gobernador del estado Jorge Aristóteles Sandoval Díaz para que volteen hacia la presa la Vega, los apoye y se comprometa a rescatar este sitio Ramsar.