El Zapotillo encarecerá el agua a Los Altos de Jalisco: CONREDES

El también miembro del Observatorio Ciudadano presentó un estudio en el que asegura que municipios como Lagos o Villa Hidalgo perderán sus acuíferos eficientes

Tepatitlán

El Zapotillo, además de llevarse casi toda el agua a León, está siendo construida con el fin de encarecer el líquido a los poblados de Los Altos de Jalisco, los cuales algunos de ellos ya tienen un sistema más eficiente y barato para surtirse y los promotores de dicha presa lo único que buscan es vender más caro el vital recurso a los lugareños.

Lo anterior fue afirmado por Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, presidente del Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable (CONREDES) y miembro del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco, quien estuvo en Tepatitlán, acompañado de académicos de la Universidad de Guadalajara y el ITESO, para presentar los resultados del estudio titulado Agua para el desarrollo regional en Los Altos de Jalisco, gestión del agua e impacto social de la presa El Zapotillo.

La presentación tuvo lugar en el Centro Universitario de Los Altos (CUAltos) y Márquez Gutiérrez explicó que, aparte de la gran huella hídrica desfavorable que tendrá en la región alteña el trasvase del agua del Río Verde hacia las ciudades de León y Guadalajara, los constructores de la presa buscan encarecer el vital líquido para los municipios de la región, ya que algunos de ellos ya cuentan con un sistema eficiente de distribución y no necesitan de un acueducto que les surta desde Cañadas de Obregón, lugar donde se construye el embalse.

El presidente de CONREDES puso el ejemplo de Villa Hidalgo el municipio más alejado de Los Altos y que tiene un acuífero con agua de excelente calidad; al construirse El Zapotillo, sus aguas se irán para allá y para traerla de regreso, deberá construir un costoso acueducto que bombee hacia arriba el líquido, gastando además en energía para tal fin.

“También está Lagos de Moreno, que cuenta con la presa El Cuarenta para surtirse de agua; a la presa apenas se le saca el 40 por ciento anual de agua, ¿se imaginan que todo lo que almacene esa presa se vaya hasta El Zapotillo y de ahí se bombee hacia arriba de regreso para que Lagos tenga agua? pues no, no les va a convenir a sus habitantes”, explicó Juan Guillermo Márquez.

El miembro del Observatorio del Agua acusa que antes de sacarle el líquido al Río Verde, León y Guadalajara deben mejorar sus redes, pues gran parte del líquido se pierde en fugas y Los Altos tiene muchas vedas impuestas por la Conagua a sus mantos superficiales de agua.

Por último, Márquez Gutiérrez refirió que aunque el gobierno federal y los constructores de la presa “nos quieren hacer creer que el sistema de El Zapotillo es algo irreversible”, sólo lo dicen para que los habitantes de Los Altos ya no opongan resistencia y accedan a desalojar los pueblos que se van a inundar y vender los terrenos por donde pasará el acueducto.

“Sólo el 30 por ciento de los propietarios de terrenos por donde va a pasar el acueducto, han accedido a vender, pero, ojo, a nadie le han pagado a pesar de haber firmado ya el consentimiento… Nos quieren hacer creer que ya es irreversible, pero no es así, acuérdense del aeropuerto que se iba a construir en Texcoco, que estaba todo listo para construirlo, ya había recursos, fechas, trabajadores y se echó para atrás todo, o la caseta de cobro que iban a poner entre Lagos de Moreno y San Juan de los Lagos hace cuatro años, los alteños nos opusimos y no la pusieron, a pesar de que ya hasta habían marcado dónde la iban a poner. No es irreversible la presa, no hay que dejarnos”. Dijo emotivo el nativo de San Juan, Juan Guillermo Márquez.