Presa El Yathé, un acto de justicia social: Olvera Ruiz

Obra hidráulica que se planeó desde 1970 para aprovechar las aguas residuales.
Franciso Olvera Ruiz, gobernador del estado de Hidalgo.
Franciso Olvera Ruiz, gobernador del estado de Hidalgo. (Arturo González)

Alfajayucan

El gobernador Francisco Olvera Ruiz dijo que la entrega de presa El Yathé, obra hidráulica que se planeó desde 1970, es un acto de justicia social que contribuirá a disminuir la pobreza que prevalece en el Valle del Mezquital, además de reducir la migración y fortalecer la producción agrícola.

“De esta manera también seremos testigos en el futuro de cómo se revierte una historia negativa de esta zona, de esta tierra donde sin agua se deja al amparo del sol a la vegetación que no crece, que no produce, y en las noches, como lo dijera el poeta Genaro Guzmán Mayer: ‘Aquí, la noche arrastra fuego frío’.

“Pero a partir de esta mañana veremos que 44 millones de metros cúbicos de agua lograrán aumentar a una superficie cultivable de nueve mil hectáreas, y con ello, aseguraremos que nuestros hermanos no tengan necesidad de emigrar, sobre todo, del otro lado de la frontera del Norte, porque habrá oportunidades para ellos, pero sobre todo, habrá oportunidades para nuestros jóvenes, aquí mismo, en su propia tierra”, destacó.

Esta presa, expuso el ex edil capitalino, también contribuirá a la producción acuícola, además de todas las actividades agropecuarias, al tiempo que recordó que Hidalgo es el tercer lugar en producción pesquera en estados sin litoral.

En su intervención, el mandatario señaló que de los seis propósitos que en su momento firmó el presidente Enrique Peña Nieto con la entidad, en su etapa de proselitismo, tres están en marcha: el avance en la modernización de la Carretera Pachuca-Huejutla, el inicio del Centro Nacional de Innovación de la Cadena Industrial Textil-Vestido, y el arranque de la Ciudad del Conocimiento y la Cultura.

Para posteriormente dar su respaldo a las reformas estructurales del gobierno federal, en especial la energética, que consideró necesarias para modernizar el país.

“Cuente con la confianza y con el incondicional apoyo de Hidalgo, porque la Reforma Energética es una reforma que dará lugar a la transformación de la industria, sin enajenar, de ninguna forma, la propiedad de la Nación”.