Red internacional alerta por daños de El Zapotillo

Reunión de Waterlat-Gobacit, en Colombia, señala que se requieren estudios profundos sobre el efecto del trasvase a León para una región “altamente vulnerable” al cambio climático.

Guadalajara

Medio millar de académicos, estudiantes, líderes comunitarios, representantes sindicales y ambientalistas del continente americano y de Europa, integrados a la red Waterlat-Gobacit, se pronunciaron hace diez días, en su reunión anual en Manizales, Colombia, a favor de los habitantes de Los Altos de Jalisco en busca de prevenir el daño ambiental, económico y social que se cierne sobre la región como consecuencia del trasvase de la presa El Zapotillo a la ciudad de León, Guanajuato.

La Waterlat-Gobacit es una red “de docencia, investigación e intervención inter y transdisciplinaria abocada al tema de la política y la gestión del agua y de los servicios basados en el uso del agua”, que incluye a más de 500 personalidades de diversas extracciones sociales de los dos continentes. 

El pronunciamiento sobre este proyecto se dio en el marco de la VI Reunión Internacional “Agua, Violencia y Utopías, ¿Cuáles son las prioridades para construir una política hídrica igualitaria?”, según el texto de la declaración final del encuentro, de la cual MILENIO JALISCO obtuvo una copia.

Con base en documentación pública emitida por los organismos gubernamentales y civiles mexicanos, “observamos con preocupación que se cierne en la región conocida como Los Altos del Estado de Jalisco un conflicto social como consecuencia de un deficiente modelo de gestión pública del agua, en torno a la construcción de la Presa El Zapotillo y del trasvase de agua desde este sitio hacia la ciudad de León, en el estado  vecino de Guanajuato”, señalan.

A su juicio, “tanto las autoridades nacionales del Estado mexicano, como las de Jalisco, han descuidado la aplicación de las mejores prácticas internacionales existentes para la gestión integral del agua, particularmente aquellas destinadas a garantizar la participación democrática de todos los involucrados en los posibles impactos que traerá dicha obra hidráulica en la región. En lo particular, se observa que el proyecto de trasvase no cuenta con estudios confiables que garanticen la viabilidad ambiental y social del mismo, con la consecuente posibilidad de graves impactos en una región que padece escasez del vital líquido. Consideramos que esta situación de estrés hídrico, la cual según científicos nacionales e internacionales se agravará en los próximos años debido al fenómeno del  cambio climático, debe ser considerada seriamente y en profundidad antes de la implementación del trasvase entre cuencas”.

De este modo, “a partir de la identificación de serias irregularidades en el proceso de gestión del proyecto, se observa que la autoridad encargada de administrar la cuenca Lerma-Santiago-Pacífico [la Comisión Nacional del Agua] está privilegiando el interés privado de las empresas constructoras antes que cumplir con su responsabilidad de velar por los derechos humanos, por el bienestar general de los pobladores y por la sustentabilidad del medio ambiente en la región de Los Altos de Jalisco”.

Los miembros de la red internacional solicitaron a las autoridades mexicanas, “el pleno respeto de los derechos humanos de los afectados por esta obra”, lo que incluye libertad de acceso a la información, considerar los análisis del riesgo del impacto ambiental y una discusión abierta y democrática. Esperan respuesta del gobierno mexicano.

CLAVES
Las peticiones al gobierno mexicano:
• El pleno respeto de los derechos humanos de los afectados por esta obra
• El libre acceso y la transparencia en la información pública sobre todos los componentes del proyecto
• Considerar los análisis del riesgo del impacto ambiental resultante de dicho proyecto
• Incorporar la participación ciudadana para discutir la pertinencia de dicho proyecto y la búsqueda de alternativas, de forma democrática, con resultados socialmente justos y equitativos
• Incorporar elementos de análisis de la gestión de la demanda del agua frente a la continuidad de modelos de oferta basados en megaproyectos
• Que se atiendan las recomendaciones emitidas por el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en el Estado de Jalisco
• Que intervengan con los más altos estándares de resolución pacífica de conflictos para la atención integral de la problemática
• Que, como muestra de buena voluntad, las autoridades decreten la suspensión de la obra hasta que sea atendido y resuelto el conflicto social
Las peticiones a las autoridades europeas, en particular al Parlamento Europeo y a su representación en México: 
• “Dado que las empresas extranjeras involucradas en los proyectos mencionados tienen sus casas matrices en territorio europeo, que contribuyan al monitoreo de la conducta empresarial y profesional de dichas empresas en territorio mexicano. Se espera que estas empresas respeten los mismos criterios que les son aplicados en territorio europeo”
Fuente: declaración Waterlat-Gobacit, Manizales, Colombia, 31 de octubre de 2014.