Preparan juicios contra planes parciales de Guadalajara

Parlamento de Colonias los tiene en la mira. Los coeficientes de ocupación pueden llevar a altas densidades de población sin que los servicios básicos y la seguridad estén garantizados, afirma el ...

Guadalajara

Los primeros saldos de la aprobación de medio centenar de planes parciales de desarrollo urbano para el Ayuntamiento de Guadalajara será la interposición, dentro del plazo constitucional, de juicios ante tribunales federales y administrativos del fuero común, contra la presunta ilegalidad de la nueva normativa que pretende regir en delante el crecimiento urbano de la ciudad, dijo el presidente del Parlamento de Colonias, Alejandro Cárdenas Ochoa.

El activista puso en relieve que a lo largo del proceso de consulta se documentaron los diferentes aspectos en que se violentaban garantías individuales y sociales de los vecinos, pero además, se impusieron modalidades de fraccionamientos y redensificaciones que no existen en las leyes urbanas vigentes, ni fueron consideradas en las consultas, lo cual dejó en indefensión a los vecinos.

A su juicio, es claro “la prioridad de los negocios y los intereses de grupos políticos”, porque si bien, se trata de planes nuevos para la ciudad, la cereza del pastel está contenida en las zonas Minerva, Centro y Huentitán.   

Por su parte, la fracción edilicia del Partido Movimiento Ciudadano hizo público las razones específicas de su voto en contra de la aprobación del pasado 9 de febrero.

“El capítulo sobre el diagnóstico que se realiza en los Planes Parciales es insuficiente e incompleto ya que no muestra la carencia de infraestructura  existente en muchas colonias, esto contraviene la política de re densificación que pretende el Ayuntamiento. 

Los Planes Parciales no están tomando en cuenta la obsolescencia de más de cincuenta años que existe en la infraestructura hidráulica, de alcantarillado y de energía eléctrica; sobre esa infraestructura pretenden construir nuevos fraccionamientos de vivienda popular”.

Además, “desde la aprobación del Programa Municipal de Desarrollo Urbano, la fracción puso énfasis en que no se estaban analizando las causas del despoblamiento del centro histórico las cuales están determinadas por la corrupción en el otorgamiento de cambios de usos de suelo, la proliferación de comercio informal y la delincuencia”.

Otro aspecto fue que “las propuestas de los Planes Parciales no ordenan con una reglamentación clara los usos de suelo. Ello deja a los vecinos en condiciones vulnerables quienes han soportado, por mucho tiempo la proliferación de giros restringidos en zonas prohibidas. Una de las principales quejas y demandas de las asociaciones vecinales ha sido la autorización de giros restringidos: bares, restaurantes, cantinas en colonias cuyo uso de suelo no lo permite”.

Los Planes Parciales “incluyen normas especiales o particulares, lo cual va en contra de los objetivos de la planeación. La inclusión de normas especiales en los Planes Parciales ha sido considerada por asociaciones vecinales como trajes a la medida que benefician la voracidad de los desarrolladores inmobiliarios”.

En el Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población quedaron asentados una serie de modificaciones “en el Coeficiente de Ocupación del Suelo (COS), el Coeficiente de Utilización del Suelo (CUS) y del índice de Edificación (IDE) que permiten la sobre densificación de más de cien viviendas por hectárea, estamos hablando que en una hectárea podrán vivir más de mil personas lo que viola normatividad internacional de habitabilidad poblacional”.

 Así, la fracción de MC “estaríamos a favor de un repoblamiento de nuestra ciudad, pero de carácter sustentable, un  crecimiento ordenado, con planeación, bien sustentado, no lo que hasta el día de hoy estamos viviendo […]”.