Preocupa inseguridad a grupos de catequesis

Los feligreses aseguran no estar exentos de ser víctimas de algún robo a mano armada.

Monterrey

Ni las oraciones o servir en la arquidiócesis ha servido de protección a los feligreses que aseguran no están exentos de ser víctimas robos o asaltos.

Incluso en los grupos de catecismo se han tomado medidas estrictas de seguridad, para resguardar a los menores que acuden a su preparación para la primera comunión.

San Juana Morales, coordinadora del grupo de catequesis, asegura que se tiene preocupación por los casos de menores que han sido sustraídos o desaparecidos.

"En el grupo de catequesis tenemos 126 niños y tomamos medidas más extremas, por ejemplo estar al pendiente de la puerta de entrada y de salida, no dejar al niño salir para nada si no es con su papá o con su mamá", señaló.

Pero eso no es todo, los robos a mano armada a plena luz del día contra personas de la tercera edad son otro tema que preocupa.

"Si el Gobierno sigue sin escuchar al ciudadano a dónde vamos a parar, hace falta mucha seguridad", reprochó a las autoridades la señora Gloria Estrada.

Los afectados hablaron de incluso ser víctimas de robo y golpes en más de dos ocasiones en el centro de Monterrey.

Fue al salir de la misa dominical, cuando dieron sus testimonios y aseguraron que cada vez que salen de su casa con rumbo a la escuela, el trabajo o a la Iglesia le piden a Dios la protección para regresar bien a casa.