Preocupa en North Park operación de dispensario de mariguana

Autoridades de San Diego confirmaron que el establecimiento donde murió un asaltante el pasado viernes operaba de manera ilegal
Preocupa a vecinos de North Park operación de dispensarios de mariguana
Calle donde ocurrió el incidente. (Alexandra Mendoza)

San Diego

Vecinos de North Park en San Diego se mostraron preocupados por la operación ilegal de un dispensario de mariguana en plena zona residencial.

La tarde del viernes un asaltante murió y un guardia de seguridad resultó herido, tras un tiroteo registrado a plena luz del día, cuando tres personas intentaron robar dicho establecimiento que anteriormente era un estudio de arte.

Norma González, dueña de un negocio ubicado a la vuelta de donde ocurrió el incidente, señaló que no tenían idea de que dicho sitio operaba como dispensario de mariguana medicinal.

"Según nosotros era un negocio normal, no tenía ni letreros ni nada; hasta ahorita me enteré que era de eso", declaró.

La comerciante se dijo preocupada, ya que consideraban que la zona era segura y este tipo de sucesos atenta contra la tranquilidad que gozaban. Ejemplo de ello es que normalmente se cierran las calles para hacer eventos familiares.  

"Este era un lugar con seguridad, aquí siempre hacen cada mes eventos, 10 mil personas vienen, es segurísimo, a las 10 u 11 de la mañana están los negocios recibiendo a la gente, esto nunca había pasado, estoy en shock", mencionó.

Este incidente ocurre en medio del debate sobre regulaciones a dispensarios de mariguana en San Diego.

Apenas el pasado jueves decenas de personas hicieron fila en el ayuntamiento para inscribirse y recibir uno de los 32 permisos que se entregarán en toda la ciudad para operar este tipo de establecimientos.

Francisco Quiroz, quien vive a unas cuadras de donde ocurrió el intento de robo que terminó en un tiroteo, exhortó a las autoridades a reforzar medidas, ya que este dispensario operaba a unas cuadras de una escuela.

"Está a tres cuadras de una escuela que está en la calle 30, y dijeron que los dispensarios tenían que estar a cierta distancia de escuelas, y resulta que aquí tenemos uno apenas a tres cuadras y ahora tenemos un asalto y un muerto", dijo. 

Regidores de San Diego aprobaron una ordenanza bajo la cual, estos dispensarios deberán colocarse por lo menos a mil pies de escuelas, parques, iglesias, centros recreativos y zonas residenciales, además que deberán someterse a inspecciones de seguridad por parte de la Policía de San Diego.

Autoridades confirmaron que el dispensario donde murió una persona el viernes operaba de manera ilícita.