Preocupa al IMSS ascenso de México en obesidad

De ocupar el segundo lugar con mayor número de adultos obesos, México subió al primer lugar a nivel mundial
El combate a la obesidad debe ir más allá de los alimentos en escuelas.
(Cuartoscuro)

Tijuana

Aunque la obesidad es un problema a nivel mundial, México ocupa ya el primer lugar; tan sólo en la población infantil uno de cada tres niños de entre 5 y 19 años tiene problemas de obesidad; mientras que siete de cada diez adultos presentan sobrepeso u obesidad, un problema crónico que deriva en diabetes o hipertensión.

En entrevista para Milenio Radio, el jefe de Enseñanza e Investigación del Hospital General de Especialidades número 1 del IMSS en Tijuana, Miguel Rodolfo Mata, admitió que existen grandes retos en el sector salud del país para lograr abatir este problema de salud, pero sobre todo prevenirlo.

"Apoyar más lo que es el programa preventivo en el Seguro Social, no solamente el Seguro, sino como mencionas todo el sector de Salud, porque afecta a toda la población, claro que el Seguro atendemos más del 50 por ciento de la población en México, pero tenemos que incidir en eso, en lo que es la prevención", apuntó.

Detalló que entre las medidas que se deben de implementar para prevenir la obesidad se encuentran el consumir alimentos naturales, en calidad y en cantidad, además de hacer ejercicio.

"Es indispensable el ejercicio, es obvio, pero también los cambios alimenticios. Tenemos que educar a la población, principalmente a la infantil pero también a la adulta joven sobre los cambios de alimentación. El ejercicio, pues si vemos que es riesgoso, existen gimnasios para en un lugar aunque sea cerrado aprovechar estas áreas para hacer ejercicio", mencionó.

Rodolfo Mata emitió algunas recomendaciones a padres de familia para mantener a los menores con una alimentación balanceada, como ofrecer alimentos ricos en fibra y con pocas calorías, con lo que quedarán satisfechos; además de promover las actividades físicas en los niños para evitar que pasen demasiado tiempo viendo el televisor o utilizando aparatos tecnológicos.