Reconocen a los mejores juristas coahuilenses

En presencia de magistrados, legisladores, el alcalde de Torreón y Alma Carolina Viggiano, se realizó la entrega del Premio al Mérito Jurídico "Jacinto Faya Viesca" en el Museo Arocena.
El primer lugar de un total de 56 ensayos fue otorgado a Gabriel Aguillón Rosales.
El primer lugar de un total de 56 ensayos fue otorgado a Gabriel Aguillón Rosales. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

En una sencilla y sobria ceremonia a la cual acudieron magistrados, diputados locales y federales electos, secretarios de Estado, rectores y directivos de universidades públicas y privadas, así como representantes de los gobiernos estatal y municipal, se rindió homenaje a Jacinto Faya Viesca al entregar por vez primera el premio al mérito jurídico que lleva su nombre.

Como un incentivo a la labor de los abogados coahuilenses, este reconocimiento, de acuerdo a Héctor Faya Rodríguez, hijo de don Jacinto y jurado del premio que se entregó por primera ocasión este jueves en el Museo Arocena, se instituyó el 4 de julio del año anterior, con el propósito de reconocer el esfuerzo en cuanto a la actualización académica a que se deben someter con rigor los especialistas.

Faya Rodríguez perfiló a su padre como un hombre honesto y apasionado de las leyes, un profesor humano y sensible, un estudioso del Derecho que supo transformar sus ideas.

Frente a la familia de don Jacinto, el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís, recordó  que la presea fue instituida por el gobernador Rubén Moreira Valdez conforme al decreto que aprobó el Congreso de Coahuila el 22 de mayo de 2014, con el firme propósito de reconocer a los profesionistas en jurisprudencia.

Así, la presea con el nombre Jacinto Faya Viesca se entregará cada dos años a los abogados que con sus propuestas realizadas a través de ensayos, impulsen visiones innovadoras y vanguardistas en su campo de acción.

Riquelme Solís reconoció públicamente que Faya Viesca, en el ejercicio de su profesión, asumió tópicos de alta sensibilidad como son los derechos humanos, el derecho penal y el administrativo y externó que "su incansable labor como académico, cronista y escritor, así como su desempeño dentro de la función pública" dieron ejemplo de formación y profesionalización, contribuyendo a la creación de una sociedad más justa y libre en Torreón, Coahuila y México.

Antes de la entrega, Héctor Faya Rodríguez puso de relieve el impulso y acompañamiento de Alma Carolina Viggiano, quien asistió a la ceremonia en representación del gobernador Rubén Moreira, y agradeció la presencia de Luz Elena Morales Núñez, secretaria de las Mujeres.

Frente a representantes de barras de abogados, Faya Rodríguez perfiló a su padre como un hombre honesto y apasionado de las leyes, como un profesor humano y sensible y como un estudioso del Derecho que supo transformar sus ideas.

Y en cuanto a la presea que ahora lleva el nombre de su padre, indicó que el prestigio de su nombre va de la mano reconociendo y estimulando el trabajo de otros.

Con un discurso colmado de sobriedad Héctor Faya, el abogado pero también el hijo, le hizo un reconocimiento a Jacinto Faya en la ciudad donde nació, entre los suyos, y a una cuadra del emblemático Edificio Monterrey, donde su padre despachó durante tantos años, en el centro histórico rodeado de inmuebles que reflejan el carácter y la actitud y la promesa que hicieron los fundadores de Torreón.

Declaró que tras sopesar con atención la calidad de 56 los ensayos que participaron, el jurado determinó la entrega de la presea, constancia y remuneración a los abogados que con su talento, permiten el impulso de la actualización en materia jurídica.

Se concedió el primer lugar a Gabriel Aguillón Rosales por el ensayo "La corte de Babel". La presea de segundo lugar se otorgó a Juan Carlos Cisneros por el trabajo "Los protocolos judiciales y su Inserción en el sistema jurídico mexicano: El caso de los adultos mayores en el Estado de Coahuila de Zaragoza", la tercera presea se entregó a Diana Marisol Flores Rivera, por su tema "La Interpretación y aplicación de la justicia restaurativa".

Conforme a los términos de la convocatoria, los ganadores recibieron, además de la presea y un reconocimiento, estímulos económicos de 75, 50 y 20 mil pesos.

A la ceremonia acudieron el diputado José María Fraustro Siller, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso Local, el magistrado Gregorio Alberto Pérez Mata, presidente del Tribunal de Justicia de Coahuila, María Elena y Carmela, hermanas de Jacinto Faya, así como sus hijos Jacinto, Alejandro, Héctor y José Antonio.

El Gobierno de Coahuila trabaja con firmeza para consolidar un Estado democrático de Derecho en el que todas las personas ejerzan plenamente sus libertades y derechos.

En representación del gobernador, Alma Carolina Viggiano saludó a quienes fueron galardonados  por sus trabajos de investigación y elogió a los más de 50 participantes que aspiraron al Premio al Mérito Jurídico "Jacinto Faya Viesca".

Dijo que el Gobierno de Coahuila trabaja con firmeza para consolidar un Estado democrático de Derecho en el que todas las personas ejerzan plenamente sus libertades y todos los derechos que la Constitución reconoce, para tener acceso a una justicia pronta y expedita con plena confianza en nuestras instituciones.

Carolina Viggiano se dijo muy complacida por haber podido acudir a la primera entrega de la presea "Jacinto Faya Viesca", galardón con el cual, acotó, se reconocerán los trabajos que estimule el conocimiento, en tanto que el premio en sí es un homenaje a la memoria de un hombre fundamental para la vida jurídica de Coahuila y de México.