Positivo recuento de la temporada de ballenas en Badeba

El 23 de marzo terminó la temporada de observación; lamentablemente crece el uso de motos acuáticas, incluso un ballenato habría sido golpeado.

Bahía de Banderas

El domingo 23 de marzo terminó la temporada de avistamiento de ballenas con resultados alentadores, ya que se observó una buena cantidad de ejemplares y madres con crías antes de lo habitual, además se acentuaron las acciones de prevención y concientización, ya que sigue habiendo más embarcaciones sin permiso que se acercan a los cetáceos.

Sin embargo, destacó también un punto negativo, que es la creciente presencia de jet-sky o motos acuáticas, que constituyen un peligro no sólo para las ballenas, también para los bañistas; de hecho un ballenato habría sido golpeado.

La bióloga Astrid Frisch Jordán, de la asociación civil Ecología y Conservación de Ballenas, recordó que el 23 de marzo se cierra oficialmente la temporada, aunque todavía hay algunas ballenas en la bahía después de esta fecha, pero la Norma Mexicana de Observación de Ballenas NOM-131-SEMARNAT-2010 que regula esta actividad prohíbe el avistamiento.

Esto con el fin de no acosar a los últimos individuos rezagados, que en su mayoría son madres con crías. De hecho, aunque ya terminó la temporada de avistamiento, personal de ECOBAC continuará realizando recorridos de vigilancia.

“La temporada cierra con buenos resultados: la abundancia de ballenas fue ligeramente menor a los últimos dos años, pero mayor que los anteriores a esos, y lo mismo se observó con la gran cantidad de madres con cría, que se vieron desde diciembre cuando lo normal es que sea hasta enero”.

Aún no se tienen los números oficiales de cuántas ballenas visitaron Bahía de Banderas el pasado invierno, pero Ecología y Conservación de Ballenas continúa trabajando con el proyecto de fotoidentificación.

Ecología y Conservación de Ballenas realizó recorridos durante los meses de diciembre-marzo como parte de la campaña de Prevención, Información, Vigilancia y Monitoreo de Ballenas Jorobadas en la Bahía de Banderas, con el fin de informar y vigilar que se cumpla con lo dispuesto en la norma 131 y de promover las buenas prácticas de navegación.

Se difunde información sobre la norma de observación de ballenas y buenas prácticas de navegación, así como la importancia de preservar este recurso.

La respuesta de los capitanes de embarcaciones mayoritariamente es favorable, sin embargo, el número de embarcaciones que no cuentan con permiso sobrepasa a las que sí lo tienen, de ahí la importancia de seguir realizando esta acción informativa, pues muchos capitanes que salen al mar, desconocen la norma y como operar frente a una ballena.

En esta temporada un problema adquirió dimensiones muy preocupantes, el creciente uso de los jet-sky o motos acuáticas, las cuales ofrecen no sólo prestadores de servicios turísticos en las playas, sino que cada vez hay más particulares que recurren a esa forma de diversión.

El uso por momentos indiscriminado y con escasa vigilancia de estos aparatos se ha convertido en un serio peligro, durante el invierno al menos hubo dos accidentes en los que estuvieron involucrados turistas, pero además una cría de ballena habría sido golpeada.

Astrid Frisch indicó que fue observada una ballena con una cicatriz muy cerca de la cola, lo cual apunta a que haya sido chocada por una moto acuática.

 

El Dato

 

Cada invierno los habitantes de Bahía de Banderas esperan el arribo de las ballenas jorobadas que visitan las aguas cálidas de Bahía de Banderas con el fin de llevar a cabo sus actividades de reproducción y crianza. Las jorobadas permanecen en la zona cerca de cuatro meses y ahora retornan a sus zonas de alimentación en California, Oregón, Washington y Alaska.