Positiva llegada de tabletas, pero falta la capacitación

Hernández Avendaño destacó esta inversión; primero se deben resolver los problemas de infraestructura en las escuelas, revela
Académicos hablan de los pros y contras que ofrece la llegada de tecnología a las escuelas.
Académicos hablan de los pros y contras que ofrece la llegada de tecnología a las escuelas. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Los académicos de la Universidad Iberoamericana Puebla, Juan Luis Hernández Avenadaño, y de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Paulino Ernesto Arellanes, coincidieron al calificar como positiva la compra de tabletas que realizará la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal para regalarlas a estudiantes de quinto grado de primaria, sin embargo, destacaron que dicha medida requerirá una mayor capacitación de docentes y mayores medidas de seguridad.
Después de que la SEP federal anunció la adquisición de 709 mil 824 tabletas electrónicas que se distribuirán a los alumnos que en el ciclo escolar 2014-2015 que inicien el quinto grado en primarias públicas de Colima, México, Puebla, Sonora, Tabasco y Distrito Federal, Hernández Avendaño destacó que la inversión en tecnología es positiva, sin embargo, resaltó que primero se debe resolver los problemas de infraestructura en las escuelas.
"Deberían promoverse otros incentivos. Uno de los problemas de las escuelas es la infraestructura. Regalar tabletas suele ser vistoso por tratar de dotar de nueva tecnología. Ahora, lo primero es avanzar en infraestructura y en una mejor capacitación y formación de profesores. Muchos profesores todavía no saben trabajar por competencias. Es bueno que se dote a alumnos de tecnología aunque parece que más se hace por política vistosa", destacó el académico.
Ante la inversión superior a los 252 millones de pesos que realizará la federación para la adquisición de 145 mil tabletas que serán regaladas a alumnos de quinto grado de escuelas primarias del estado de Puebla, Hernández Avendaño comentó que uno de los riesgos de las tabletas en las escuelas consiste en que los alumnos rebasen a los docentes en el uso tecnológico.
"Hay una distancia generacional entre maestros y alumnos. Los jóvenes son una generación digital, muchos de ellos pueden manejar mejor las tecnologías".
Por separado, el politólogo de la UAP manifestó que a la par de las tabletas, se debe pensar en esquemas de seguridad para los alumnos.
"La seguridad se debe reforzar tanto al interior de las escuelas como a los alrededores. Se debe pensar en la seguridad de alumnos cuando se dirijan a sus cases, se debe evitar que sean víctimas de la delincuencia", apuntó.