Consumismo y violencia tergiversan tradición navideña

Las convivencias de hoy nada tienen que ver con el nacimiento de Jesús, asegura el párroco de la Iglesia de Nuestra Señora del Refugio de Matamoros, Jorge Alberto Cabrera.
Ejidatarios productores agrícolas del sector rural del ejido Petronilas, pasarán una triste Navidad.
Las fiestas navideñas muy lejos de la tradición. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Desde el Siglo XII en Asís, Italia, donde inició esa tradición de poner el Nacimiento de Jesucristo en un establo de Belén, en el Oriente Medio, pero muchos años después con San Francisco (de Asís), se ha retomado cada año organizar posadas, comidas y presentes, indicó el párroco de la Iglesia de Nuestra Señora del Refugio, Jorge Alberto Cabrera.

"Incluso San Francisco de Asís, realizó la representación de la Natividad, o Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en vivo, esto es, con figuras reales: El asno, el borreguito, la vaca, el gallo, el ángel, la virgen María, el señor San José, los pastorcillos, los Tres Reyes Magos. Para nosotros los cristianos el recordar ese acontecimiento nos genera alegría y a la vez paz en nuestros corazones porque nació un Salvador", expresó el sacerdote.

Actualmente dijo que se vive una etapa en la historia denominada post modernidad (más allá de lo moderno), que le ha dado a los pueblos tergiversar este tipo de tradiciones por el consumismo, por lo material, otro factores son el de que las familias están "fracturadas" por la violencia y porque predomina la pobreza extrema.

Para el primer caso, las convivencias las convierten en francachelas, en fiestas donde beben alcohol, bailan y realizan otras actividades que nada tienen que ver con la Navidad o con el nacimiento de Jesús, simplemente se olvidan de ese acontecimiento milenario.

"Hoy vivimos unos tiempos en los que la gente está muy interesada, en realizar compras, aunque no es tan importante el regalo y al último ni la comida, sino estar en armonía con la familia, en su casa y con Jesucristo".

Dijo que en esta iglesia se realizan las posadas desde el día 16 y finalizarán el 24, con el fin de unificar a las familias matamorenses.