La Laguna se viste de fiesta con gran posada navideña

La unión hace la celebración: empresas, dependencias de gobierno y Organismos de la Sociedad Civil brindaron un festejo para mil 500 familias en situación de vulnerabilidad.

Torreón, Coahuila

Ni el polvo ni la tierra, impidieron que mil 500 familias laguneras provenientes de sectores altamente vulnerables, acudieran a la posada que se llevó a cabo al medio día de este sábado en el vado del Río Nazas.

En un esfuerzo conjunto entre dependencias gubernamentales, empresas y Organismos de la Sociedad Civil, se logró llevar a cabo esta convivencia en el marco de los festejos navideños.

Jorge Becerril, colaborador en la Secretaría de la Juventud, es uno de los organizadores de esta actividad. Informó que colaboraron también Dimajuve y la Secretaría de la Juventud de Gómez Palacio, entre otras dependencias de gobierno.

"Ante el caos que se vive, esto puede permitir que una persona pueda ser feliz".

Estuvo paseando entre las mesas para recoger boletitos para la rifa de diversos electrodomésticos donados por la mueblería Gala.

También participaron: Atmósfera A.C., Santos Laguna, Audio Total y agradeciendo el gesto y la invitación, Multimedios y Milenio Laguna bajo el proyecto “Actuemos Juntos”.

“Es algo muy interesante, cuando vas a tocar la puerta de algún empresario o un político para pedir apoyo en proyectos como este, porque es una causa noble el poder unir a La Laguna”, indicó.

La unión hizo la fiesta, desde pequeñitos de brazos y hasta señoras de la tercera edad de La Partida, La Concha, El Perú, El Consuelo y otras colonias y ejidos se dieron cita en el vado. Frijoles, arroz y deshebrada, así como aguas frescas, fue el menú que se repartió entre los comensales.

A lo largo de algunos doce años, la Asociación Civil Atmósfera (cristiano - evangélico) ha trabajado con jóvenes. Edgar Canelo, director general de este organismo, se llevó a sus muchachos para servir.

Los lineamientos que plantea este organismo son tres: tener una conciencia global de todo sin pensar en sí mismo únicamente, tener un propósito en el mundo para que no vivan “turisteando” y que la vida de cada joven tenga un significado, esto al margen del sentido religioso.

Frijoles, arroz y deshebrada, así como aguas frescas, fue el menú que se repartió. 

“Ante el caos y la violencia que se viven, esto puede permitir que un joven o un ser humano pueda ser feliz. Si durante mucho tiempo se nos ha dicho que hay que ser productivos, esto ya no basta”, manifestó.

También hay que ser productores y en esto se puede encontrar el propósito y el motivo por el cual hay que vivir, pues el destino está enfrente y todos llegaremos a él.

En esta ocasión, indicó algo que no es novedad, pero que es necesario enfatizar: la pérdida del sentido de la Navidad, que es el nacimiento de Jesús.

Los regalos, borracheras y todo eso se dan, pero el hecho de poder estar en familia, con los seres queridos y en paz, finalmente puede permitir que la gente se dé el lujo de disfrutar la Navidad y las fiestas desde el mismo amor que fue otorgado de manera fraterna por quienes colaboraron para lograr este fin.

El deseo general de los participantes en este gran evento, fue que la prosperidad y la paz lleguen a todas las familias de los laguneros.