Políticas para mejorar el transporte escolar, en el olvido

Sólo 17 colegios cuentan con el servicio especializado en la Zona Metropolitana de Guadalajara.
El número de colegios que ofrecen el servicio de transporte ha disminuido, según la Semov.
El número de colegios que ofrecen el servicio de transporte ha disminuido, según la Semov. (Milenio)

Guadalajara

Primero, se iba a crear un modelo colectivo, después se iba a gestionar el servicio gratuito en su totalidad y, finalmente, se iba a obligar a los colegios a contar con servicio de traslado para sus estudiantes tanto de educación básica como media superior. La cuestión es que han pasado años, por lo menos 8, desde que la Secretaría de Movilidad, antes Secretaría de Vialidad, iniciara junto a otras dependencias el primer proyecto dirigido a mejorar la movilidad escolar en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Surgieron múltiples propuestas, todas pensadas para evitar caos vial y contaminación al medio ambiente. Todas han fracasado, todas se han ido perdiendo con el tiempo y las “prioridades” del estado.

Aunado a lo anterior, el número de colegios con transporte escolar en lugar de incrementar, ha disminuido. Según cifras proporcionadas por la Secretaría de Movilidad (Semov) a través de su Dirección de Sitios y Transporte Especializado, en el 2013, 68 colegios contaban con servicio de traslado, en el 2014 se redujo la cifra a 37 y, actualmente, tan sólo 17 escuelas particulares lo mantienen, de los más de 4 mil colegios existentes en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“Obviamente para todas las escuelas que existen son muy pocos los colegios que cuentan con este servicio. Hemos seguido trabajando en cómo mejorarlo, se habla de un tema de regulación porque claro, si son más de 4 mil los colegios, que tan sólo 17 tengan el servicio es una cifra muy pobre. Aunque es importante mencionar que hemos detectado escuelas que cuentan con el servicio pero no están regulados ante la ley”, dimensiona Fabián Javier García González, titular de la Dirección de Sitios en la Semov, quien además asegura se sancionará a los particulares que ofrezcan transporte especializado sin la autorización correspondiente.

En este sentido, García González reconoce que la causa principal de la disminución es la falta de políticas públicas que reduzcan los costos por el servicio e incrementen la seguridad de los traslados, por lo que hace un llamado a los padres de familia a realizar la solicitud con su centro escolar para que el transporte que usan sus hijos cumpla con la norma y sea seguro.

“Los requisitos que pedimos para la operación de unidades especiales son garantía de seguridad, ya que los interesados deben tener un vehículo que no supere los 10 años de vida útil, se debe rotular con las especificaciones de transporte escolar y contar con una póliza de seguro con responsabilidad civil del viajero. El operador debe tener licencia, pasar un examen toxicológico y psicométrico y, a la solicitud se debe añadir una carta responsiva firmada por los padres de familia que quieren el servicio, así como una acreditación por parte de la escuela”, dijo, luego de añadir que el costo anual por la autorización es de 2 mil 962 pesos.

Destacó que la Dirección de Cultura Vial está otorgando cursos especializados a los permisionarios y concesionarios del transporte escolar con la finalidad de actualizar los conocimientos en primeros auxilios, manejo a la defensiva y relaciones humanas.

“Esperamos que en poco tiempo las escuelas decidan o se animen a implementar el servicio, por lo pronto la responsabilidad de la dirección, es agilizar los procesos para que el transporte opere de forma regular y como marca la ley”.

García González agregó que al tener pocas solicitudes, implementaron un proyecto de notificaciones para acercar a los directivos escolares, por medio de charlas, los beneficios de proporcionar los servicios de traslado.  

Además, espera que el proyecto de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Terrritorial (Semadet) para mitigar la mala calidad del aire sí se elabore y además se aplique. La secretaría pretende en septiembre monitorear las emisiones de contaminantes en vehículos particulares de padres de familia y del transporte escolar para trabajar en un proyecto colectivo que ayude a reducir los contaminantes ya sea a través de un modelo de transporte escolar que disminuya la cantidad de viajes o de la inclusión de “gases limpios”.

El precio los detiene

“Antes, los mismos padres de familia se acercaban a pedirnos el servicio, todavía lo hacen pero cuando conocen los costos, son menos los que acceden”, declaró Cristina Lomelí, coordinadora de servicios escolares de un colegio ubicado por Centro Sur.

Los costos rondan los mil pesos por mes, incluida la inscripción. De los 620 alumnos de primaria y secundaria que tienen en el plantel, sólo el 5 por ciento utiliza este sistema.  Para ello, cuentan con dos camionetas “tipo van”. Lomelí atañe el poco éxito del servicio a los precios, pues asegura que la colegiatura es ya cara y si a eso le tienen que sumar el traslado, “quedan costos muy rebasados y nosotros lo sabemos pero eso es lo que nos cuesta también”, ahondó.

Por esto es que diversos colegios han hecho alianzas con empresas externas para ofrecer el servicio. Prueba de ello, es el Alemán, que en conjunto con la Asociación de Padres de Familia, llegaron a acuerdos con los proveedores Noriega para ofrecer un servicio seguro y completo.

“No fue necesario contratar el servicio externo, afortunadamente para nosotros y los otros padres de familia, porque si no los costos se hubieran disparado al doble y por la poca asistencia no hubiera sido costeable”, señaló Lorena Madrigal, madre de dos menores inscritos al colegio.

La inscripción por el transporte se cobra al inicio de ciclo escolar y tienen un costo de 600 pesos, la mensualidad (contemplada dentro del mismo monto de la colegiatura) por servicio completo (ida y vuelta) es de 900 pesos, reduce 120 pesos en caso de que sean más de dos hermanos los que gocen del servicio. Por medio servicio, los costos sólo reducen 100 pesos.

Otro colegio que ha decidido continuar ofreciendo este tipo de traslados, es el Gómez de Mendiola, ubicado por San Juan Bosco. Desde hace más de 10 años lo ofrece y traslada a los niños desde el preescolar hasta la secundaria. El único defecto de la unidad que le encuentran los padres de familia, es que, por abaratar costos, no realiza traslados tan lejanos a la zona. Aquí los precios oscilan entre los 650 y 800 pesos mensuales.

Asimismo, en diversas zonas de Tlajomulco de Zúñiga, desde hace aproximadamente tres años, un grupo de mujeres operan el servicio de traslados con sus vehículos, que hasta han rotulado con leyendas como “transporte escolar”. Las camionetas tienen un cupo para ocho menores, algunas los trasladan desde su lugar de origen a la escuela y viceversa. Otras optaron por elegir un punto de reunión y desde ahí realizan su servicio. Los costos no pasan los 600 pesos mensuales.

Colegios destacados

Ofrecen servicio de transporte:

Colegio Alpes. Desde hace 5 años ofrecen su servicio; actualmente tienen 10 rutas y mueven alrededor de 270 niñas diariamente

Colegio Franco-Mexicano. Tienen 6 rutas de camiones y dos tipo Van. Trasladan alrededor de 200 alumnos diariamente

Numeralia

4 mil colegios particulares hay en la ZMG

2013

68 de estos realizaban traslados

2014

37 están registrados como que hacen viajes de alumnos

2015

17 solamente ofrecen este servicio

Fuente: Semov

Dato

El Instituto de Ciencias es el único colegio que opera bajo un modelo “piloto” que la entonces Secretaría de Vialidad y Transporte trató de implementar en todas las escuelas particulares en el 2013