Políticas públicas equivocadas hicieron caer a PV: Orozco Alvarado

Así lo indica el ex rector del CUCosta  además señala que la consecuencia es el deterioro de los precios de los bienes inmobiliarios y una desactivación económica. 

Puerto Vallarta

El crecimiento anárquico de Puerto Vallarta y los problemas que el municipio enfrenta en la actualidad son resultado de las políticas públicas que anteriores administraciones tuvieron al permitir construcciones de manera irregular, acusó el ex rector del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), Javier Orozco Alvarado.

El doctor en economía dijo que el fenómeno del desarrollo inmobiliario no es particular de Puerto Vallarta, también se repite en otras ciudades, “fue creciendo y creciendo la industria de la construcción, sobre todo el desarrollo de proyectos inmobiliarios y eso ha generado una sobre saturación o sobre oferta de vivienda residencial”.

La consecuencia es el deterioro de los precios de los bienes inmobiliarios y una desactivación económica que va a seguir influyendo en el incremento del desempleo y del interés de los inversionistas por llegar a aquellos lugares que no tienen en este momento muchas expectativas de seguir creciendo.

Orozco Alvarado indicó que ya había advertido que si no se frenaba el desarrollo de la industria de la construcción, se iban a paralizar otras actividades que también son opciones importantes para el desarrollo de los destinos.

“No hay una actividad comercial, industrial o agropecuaria que se complemente con la actividad turística para que se generen alternativas de desarrollo, y entonces en este momento está sucediendo lo que ya veíamos venir”.

Refirió que si Puerto Vallarta se especializaba únicamente en este segmento y no diversificaba su oferta y la calidad de los servicios, se iba a estancar, y en este momento es lo que se puede observar en el destino.

Refirió que hay desinterés de parte de los inversionistas por llegar a Puerto Vallarta y de los empresarios por permanecer aquí porque observan que no hay expectativas de crecimiento y que, lejos de mejorar, está empeorando social y económicamente.

“Esa es la percepción de la gente que vive aquí, de que cada vez se cierran más negocios y cada vez hay menos oportunidades de desarrollo económico”.

Dijo que sin duda Puerto Vallarta está pagando el precio de un desarrollo anárquico, que se presenta de manera similar en todo el país.

“Nuestros destinos turísticos están mal planeados, porque no se han diversificado las actividades turísticas ni se han mejorado los servicios para seguir atrayendo gente”.