Policía se mata en cabina de 066

Al parecer jugaba anteriormente con el arma, pero no se sabe a ciencia cierta si fue este el motivo de su muerte.

Ríoverde

Por causas aún no determinadas, un agente de Seguridad Pública Municipal de Rioverde se disparó con el arma que un compañero le había dejado encargada, cuando se encontraba en funciones dentro de la cabina de radio del sistema de emergencias 066 donde estaba asignado. No se sabía si fue suicidio o un mero accidente pues de acuerdo al relato de una compañera, el joven policía jugaba con el arma.

La Policía Ministerial del Estado dio a conocer que los hechos ocurrieron el lunes temprano en la colonia La Ilusión en las instalaciones de esta corporación de la Zona Media de San Luis Potosí. Luego de recibir el reporte los ministeriales llegaron al lugar, encontrando al hombre sin vida, sentado todavía en una silla tipo secretarial giratoria y con el uniforme azul de la institución.

Fue identificado como Martín Omar Martínez Álvarez, de 26 años de edad y domicilio en el municipio vecino de Ciudad Fernández quien de acuerdo a las primeras revisiones, presentaba una lesión producida por arma de fuego, con orificio de entrada en la región orbitaria derecha y orificio de salida en la región occipital.

En el lugar fueron cuestionados los testigos, entre ellos Elizabeth Villalobos, una agente efectivo de la corporación quien manifestó que ella llegó a la oficina a las 7:40 de la mañana y mientras esperaba a su compañera de turno, se puso a revisar los mensajes en su Facebook; minutos más tarde, llegó otro de sus compañeros, Simón de Jesús Rodríguez, quien le pidió un reporte al ahora occiso y luego salió de la cabina.

"Después vi que Martín estaba jugando con la pistola y hasta le dije que con eso no se jugaba. Pasaron unos minutos y fue cuando escuché el disparo, voltee y vi que se había disparado", expresó la oficial.

Se informó que la pistola que utilizó el policía era una tipo escuadra 9 milímetros y estaba a resguardo de otro elemento de nombre Miguel Ángel Almazán Flores, quien refirió que él salió de trabajar a las ocho de la mañana y dejó el arma encargada con el hoy occiso, desconociendo el móvil y los motivos que originaron los hechos.

Extraoficialmente se conoció que el agente había recibido una llamada telefónica de su pareja sentimental y segundos después se disparó, esto pocos minutos después de los honores a la Bandera en la misma corporación.