Policía Militar beneficiará a NL, afirman alcaldes

Descartan que implementar la nueva unidad policial se deba a que exista alguna alerta de seguridad en el estado.
César Garza, alcalde de Guadalupe, y Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey.
César Garza, alcalde de Guadalupe, y Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey. (Especial )

Monterrey

Luego de que el día de ayer se dio a conocer que en Nuevo León se va a implementar la Policía Militar, la alcaldesa de Monterrey y sus homólogos de San Pedro Garza García, Apodaca y Guadalupe, están convencidos de que la nueva organización policial será de gran beneficio para la entidad.

Margarita Arellanes Cervantes, edil regiomontana, descartó que el anuncio de la Policía Militar, después de más de un año de estar en discusión, se deba a una alerta de seguridad en el estado.

"Más que una alerta es (una situación) preventiva, viene a reforzar el trabajo que se ha hecho en las distintas corporaciones y también es importante destacar que si bien estos elementos tendrán su base en Nuevo León, según nos han informado, también se desplazarán a Tamaulipas y San Luis Potosí, dependiendo de las necesidades que se den en cada estado", indicó.

De igual forma, César Garza, alcalde de Guadalupe, recalcó que la instalación de la Policía Militar es una iniciativa de la Secretaría de la Defensa Nacional y es secundada por el Gobierno de Nuevo León, donde se invertirán 420 millones de pesos para su creación e instalación en el estado.

También dejó en claro que no viene a reemplazar a ninguna organización policiaca, pues los 3 mil 200 elementos que la integrarán son parte de un blindaje extra a la región noreste.

"Hoy Tamaulipas tiene situaciones de violencia que si no se cuidan pueden volver a afectar al estado de Nuevo León y en ese sentido nos ayuda mucho que la Cuarta Región Militar tenga esta unidad policial porque si hay seguridad en Tamaulipas la habrá en Nuevo León; yo creo que en materia de seguridad ningún esfuerzo está de más".

El munícipe hizo especial hincapié en que la sinergia con la Sedena fue clave para superar la etapa de violencia que se vivió en el estado en los últimos años, por ello, la Policía Militar será de gran beneficio para Nuevo León.

"No es muy difícil convencernos que el Ejército va a ser una gran ayuda, un gran apoyo para garantizar mayores niveles de seguridad para los nuevoleoneses", puntualizó.

Por su parte, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, también se mostró a favor de implementar esta policía en el estado.

"Me parece que ésta es una noticia que lejos de preocuparnos nos debería de dejar muy satisfechos porque ahora tenemos muy claro y muy evidente el cobijo del Ejército mexicano", comentó.

Consideró que aunque la fortaleza del país se debe construir desde el interior de los municipios, no todos cuentan con las herramientas para ello y la Policía Militar complementará a los cuerpos de seguridad ya existentes.

"En Nuevo León varios son los municipios que deben tener esta fuerza complementaria (la Policía Militar); un refuerzo como este nos viene bien" añadió.

En tanto, Raymundo Flores Elizondo, munícipe de Apodaca, reafirmó las opiniones de sus compañeros al asegurar que el proyecto viene a darle seguridad a la entidad, en una etapa de prevención.

"Si nosotros no nos preparamos y dejamos el área no descuidada, pero no totalmente reforzada pues nos pueden suceder cosas que no queremos que nos vuelvan a suceder.

"Vamos a salir beneficiados todos los nuevoleoneses con esos 3 mil 200 elementos bien capacitados que vienen a quedarse de planta aquí, a Nuevo León. El día de ayer nos pusimos de acuerdo los diez alcaldes del área metropolitana para firmar un convenio la próxima semana pues (el proyecto) está para construirse el edificio en un año y poner ese cuerpo de elementos a servicio nuestro", finalizó.

La construcción del inmueble que alojará a los elementos de la Policía Militar deberá iniciar a principios de noviembre, pues se prevé que el proyecto dure un tiempo aproximado de 12 meses, y tendrá un costo de 420 millones de pesos, los cuales serán aportados por los municipios de la zona metropolitana, los gobiernos de Nuevo León y Tamaulipas, la Sedena y la Iniciativa Privada.