Investigan a policías de Guadalupe acusados de balear a jóvenes

Carlos Alejandro Molina recibió un impacto de bala en la cabeza y se encuentra en el Hospital Universitario, junto con un amigo que sufrió un tiro en el pecho y su primo que fue brutalmente golpeado.

Guadalupe

Ante el caso de los jóvenes baleados por elementos de la Policía de Guadalupe, el alcalde César Garza Villarreal indicó que está en espera de las pruebas periciales para esclarecer la situación.

El incidente se registró en la avenida México, a la altura de la colonia Niños Héroes, donde Carlos Alejandro Molina Montero de 23 años de edad, quien vive en unión libre y tiene una hija de cinco años, recibió un impacto de bala en la cabeza, mientras que un amigo sufrió un tiro en el pecho y su primo fue brutalmente golpeado por los elementos de seguridad.

El alcalde señaló que los hombres que acompañaban al joven asaltaron una tienda de conveniencia, privaron de su arma a un policía, posteriormente se inició una persecución y abrieron fuego contra la patrulla, por lo que los elementos de apoyo atacaron a balazos a los jóvenes.

"Muchas veces jóvenes buenos se mezclan con uno o dos problemáticos y puede ocurrir que la peor parte se la lleve la gente buena", argumentó el alcalde.

Garza Villarreal indicó que la Procuraduría realiza las investigaciones y hasta el momento no se ha encontrado ninguna versión que implique a los policías como responsables, sin embargo, se comprometió en ofrecer esta información y el apoyo a los padres del afectado.

"Están presentados ante la Procuraduría, mas no se ha presentado una acción de tipo penal contra ellos, cuando se revise el operativo y se encuentre que hubo alguna falla criminal por parte de algún elemento, el Ministerio Público ordenará la detención y consigna el caso ante el juez, sin embargo, hasta el momento la Procuraduría no ha encontrado ninguna versión que implique a los policías.

"Dos de los tres lesionados, con excepción de Carlos que está imposibilitado de hacerlo, ya dieron su versión de los hechos".

Asimismo, aseguró que sólo uno de de los tres jóvenes era quien tenía la conducta más polémica.

El hecho fue denunciado por los padres de Molina Montero. Su madre, Alejandra Montero Marmolejo, relató que el joven estaba en un convivio, pero fue con su primo Víctor Jacinto y el amigo de ambos a comprar cerveza cuando sucedió el ataque.

Por su parte, el edil aseguró que hoy se presentará con la familia del afectado para ofrecer apoyo.