Podrían fincarse nuevos cargos contra Susumo Azano

EU pide integrar los tres casos de financiamiento ilícito de campañas en una sola demanda, por lo que el empresario mexicano podría considerarse como "conspirador"

San Diego

El gobierno federal podría presentar nuevos cargos en contra del empresario mexicano José Susumo Azano, tras evaluar evidencia en el caso, así lo consideró el abogado de uno de sus cómplices.

Este lunes se llevó a cabo la segunda audiencia del magnate mexicano, quien estuvo acompañado tanto por uno de sus cómplices, el cabildero Marco Polo Cortés, como por el abogado de Ravneet Singh.

Michael Lipman, representante legal de Singh, indicó al término de la comparecencia que el gobierno ha solicitado que los tres casos involucrados en el financiamiento de campañas electorales en San Diego, sean integrados en una sola demanda federal antes de ir a juicio, lo que podría derivar en otras acusaciones.

"Probablemente habrá nuevos cargos, pero la pregunta real es si habrá nuevos argumentos. No creo que habrá, creo que solo van a reorganizar las demandas. Por ejemplo, Azano no está acusado de conspiración, sólo tiene un cargo, pero si lees las otras demandas él está nombrado como otro conspirador, así que creo será juzgado por este delito; es únicamente una suposición", expuso.

José Susumo Azano está acusado de hacer donaciones ilícitas, que suman medio millón de dólares, en favor de distintos candidatos a la alcaldía de San Diego, durante las elecciones primarias de 2012.

Debido a que es ilegal que un ciudadano extranjero haga cualquier tipo de contribución a procesos electorales en Estados Unidos, el empresario habría presuntamente utilizado "prestanombres", señalan documentos oficiales.

La supuesta intención de Azano Matsura era eventualmente cobrar los favores a quien resultara ganador en los comicios, ya que tenía la intención de impulsar proyectos de desarrollo en San Diego.

Ante el juez federal Michael Anello, el gobierno norteamericano accedió a mostrar a la defensa del mexicano "documentos electrónicos" que han reunido desde que inició el proceso legal.

Al término de la audiencia, tanto el empresario como su hijo, salieron por otra puerta para evitar ser cuestionados por la prensa, aunque minutos más tarde, las cámaras de Milenio lo captaron ingresando nuevamente al edificio federal, al igual que Marco Polo Cortés.

Azano se mantiene bajo arraigo domiciliario en una de sus residencias en Coronado, tras pagar una fianza por 5 millones de dólares.