Poder Judicial no renunciará a bonos por Ley de Austeridad

Por su parte, Clemente Castañeda, diputado de Movimiento Ciudadano, refirió que la voracidad de algunos magistrados no tiene límites.

Guadalajara

Los magistrados y jueces no están dispuestos a renunciar a prestaciones como bonos o seguros de gastos médicos mayores, porque se trata de conquistas laborales, confirmó el presidente del Poder Judicial, Luis Carlos Vega Pámanes, al justificar la controversia constitucional que presentó en contra de la Ley de Austeridad.

Por su parte, el coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, José Clemente Castañeda Hoeflich, manifestó que la decisión del Poder Judicial de acudir a la controversia constitucional, demuestra que “hay varios magistrados cuya voracidad no tiene límites”.

El Congreso del Estado aprobó en octubre de 2014 la Ley de Austeridad y Ahorro del Estado de Jalisco y sus Municipios, la cual entró en vigor el primero de enero de este año. Con esta, se pretende regular el gasto en publicidad, asesorías, asistentes personales de los funcionarios, viáticos, compra de vehículos, entre otros gastos administrativos.

La semana pasada, el Poder Judicial presentó una controversia constitucional, argumentando que con esa ley se invade su autonomía.

Ayer, en conferencia de prensa, el presidente del Poder Judicial afirmó que los diputados que presentaron la iniciativa para crear la ley y los que la aprobaron, debieron leer antes la Constitución, pues algunos de los lineamientos que incluyeron, van en contra de la misma. Se le preguntó si lo mismo aplicaba para el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, que publicó la ley, pero afirmó que el mandatario sí conoce de derecho.

Luis Carlos Vega rechazó que sea necesario que los funcionarios hagan un esfuerzo por reducir lo que le cuestan a los ciudadanos, pues en todo caso tendrían que aumentarse los salarios de quienes menos ganan. Incluso, indicó que él está dispuesto a bajarse 50 por ciento su sueldo, si los empresarios se comprometen a aumentar el sueldo de sus trabajadores 50 por ciento.

El presidente del Poder Judicial afirmó que su salario neto mensual es de 120 mil pesos, que luego comparó con el de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que afirmó es de 450 mil pesos al mes, por lo que rechazó que en su caso sea un exceso.

También fue cuestionado acerca de si no hacía falta mayor voluntad por parte de la clase política, ante la crisis económica que enfrenta el país. Vega Pámanes respondió que “el erario no es para ahorrarlo, es para invertirlo en el pueblo”.

Por su parte, Clemente Castañeda Hoeflich recordó que la ley fue aprobada por unanimidad en el Pleno del Congreso del Estado, además que el gobernador Aristóteles Sandoval no la “vetó” y la publicó en el periódico oficial para que entrara en vigor.

El diputado de PMC señaló que no comparte la opinión del Poder Judicial sobre este tema, “porque más bien parece que están tratando de encontrar un recoveco legal para no hacer lo que están reclamando los ciudadanos”.

Rechazó que la ley viole lo establecido en la Constitución o redunde en lineamientos que ya se prevén en la misma, pues más bien parece que “quieren seguir teniendo manga ancha, entre otras cosas, seguir con sus altos salarios, con sus gratificaciones, bonos y ausencia de control en el gasto del Poder Judicial”.