Pobladores temen que obra hidráulica no funcione

La obra se realiza con recursos de los tres niveles de gobierno en el ejido Ignacio Zaragoza y refieren que en temporada de sequía, el vaso lacustre se puede secar.

Ciudad Valles

Habitantes de Ignacio Zaragoza, un ejido ubicado al norte del municipio, temen que la obra de agua potable que actualmente les está construyendo la Comisión Estatal del Agua con apoyo de los tres niveles de gobierno, no sirva porque el pozo de donde sacarán el líquido, se quedará sin ella en tiempo de sequía.

Es decir, pensaban que el cárcamo donde estará el sistema de bombeo iba estar conectado a un nacimiento en el mismo río Los Gatos, pero hasta ahora se están dando cuenta que se construyó en un terreno donde saben que en temporada de sequía no va tener líquido para abastecerlos.

José Luis Álvarez Aguilar, vecino del lugar y presidente del comité de contraloría social del proyecto, explicó que los trabajos iniciales fueron la colocación de la tubería, el tinaco y las tomas domiciliarias, y que hasta hace poco la empresa constructora empezó con el cárcamo, dándose cuenta que éste se encuentra a unos 60 metros de donde está el nacimiento de agua que es donde creían iba estar instalada la bomba.

"Nos pidieron que los lleváramos a un lugar donde no se acabara el agua y los llevamos a un nacimiento cerca del río pero ahora nos damos cuenta que no fue ahí donde va estar el sistema y estamos seguros que de nada servirá la obra si en temporadas más difíciles estaremos igual. Ya presentamos esta inquietud en el área de supervisión externa de la CEA pero nos dijeron que dinero ya no tienen para eso, que porque no venía en los conceptos del proyecto", señaló.

Dijo que la zanja de llamado, como se le denomina a la tubería que piden, cuesta entre 150 mil y 200 mil pesos. Todo el sistema hidráulico tiene una inversión de poco más de 4 millones de pesos que consiste en una red de domicilio a domicilio de aproximadamente 10 kilómetros, más otros dos del poblado hasta donde está el cárcamo.

"Nos aseguran que ya se hicieron estudios topográficos donde supuestamente nunca se va acabar el agua pero más que estudios, valen más nuestros años de conocer y estar viviendo en este lugar y sabemos que vamos a tener agua mientras sea temporada de lluvias pero si no, vamos a estar igual, batallando como siempre", aseveró.