Revolucionarios tomaron la Plaza Mayor

El Instituto Estatal de la Juventud llevó a cabo la representación de la Batalla de la Toma de Torreón, donde un centenar de jóvenes vestidos como soldados y Adelitas dieron vida al suceso histórico.

Torreón, Coahuila

Con detonaciones de cohetes, armas hechas de palos, metralletas y hasta un cañón, casi un centenar de jóvenes del Instituto Estatal de la Juventud representaron a detalle la Toma de Torreón.

Con un toque de comedia entre aspectos de las comunicaciones en años de la Revolución y los modernos, más de 200 personas sentadas en los escalones de la Plaza Mayor disfrutaron en primera fila de la representación.

Luego de que el General Villa mostrara su cariño hacia Adelita, los actores invadieron las gradas para sacar a bailar a mujeres, hombres y niños.

Relataron cómo el general Francisco Villa trató de llegar a un acuerdo para evitar el derramamiento  de sangre en la Plaza de Armas, al considerar que La Laguna sería una parte fundamental para la batalla contra las decisiones del gobierno.

Primero los dos cañonazos considerados la firma de Villa fueron realizados, después los revolucionarios y sus adelitas, todos con atuendo de la época, tomaron sus rifles y simularon la batalla de aquel 2 de abril, en donde fue imposible evitar que más personas murieran.

Tras el llanto de hombres y mujeres al ver en el suelo y sobre un charco de sangre a quien en vida fueron sus compañeros de batalla e incluso el amor de su vida, los sobrevivientes al enfrentamiento celebraron con un grito de "viva México".

El público se mantuvo con los ojos abiertos al ver cómo los jóvenes pusieron de su empeño para demostrar el valor de la revolución Mexicana.

Al final, la explanada de la Plaza Mayor se convirtió en una zona de festejos, risas y baile, ya que luego de que el General Villa mostrara su cariño hacia Adelita, los actores invadieron las gradas para sacar a bailar a mujeres, hombres y niños.