Operativo “Playa en Regla” no ha funcionado en Puerto Vallarta

Hoteleros esperan que el programa que pretende inhibir prácticas irregulares en las principales playas del país, incluyendo el comercio ambulante, eventualmente dé resultados en el puerto.

Puerto Vallarta

El Operativo Nacional "Playa en Regla" que en cada periodo vacacional encabeza la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no ha servido en Puerto Vallarta para frenar el ambulantaje de playa irregular, en perjuicio del destino turístico.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del destino, Rodolfo Pacheco Hernández, manifestó al subprocurador de inspección industrial de la Profepa, Arturo Rodríguez Abitia, que “los hoteleros estamos realmente preocupados por la situación que prevalece en nuestras playas, al ver un crecimiento de vendedores ambulantes”.

Refirió que oficialmente se tiene un padrón de aproximadamente mil 100 vendedores playeros, sin embargo “tenemos otro tanto de comercio informal que nos está afectando en la parte más sensible, que es en lo turístico.

Lamentablemente tenemos el escenario en el que el turista es interrumpido en su experiencia en la playa. Justamente en las temporadas altas, en las ocupaciones importantes, se acentúan por parte de las autoridades más permisos para comercios informales que no le aportan nada a la industria, ni a la imagen del destino, y tampoco genera impuestos”.

Por lo anterior, pidió a la Profepa que disponga de más personal de inspección porque “me queda claro que a veces es importante el recurso, si no contamos con personas que ejerzan esta tarea nos quedamos muchas veces limitados a tener cobertura en las playas, que es el objetivo de este programa”.

Indicó que la Asociación de Hoteles está dispuesta a otorgar apoyo para que la falta de vigilantes o inspectores contribuya a enfrentar esta problemática.

“Hacemos un llamado a las autoridades que corresponde a que no se otorguen más permisos para el comercio informal, con eso estaríamos ganando todos”.

Acusó que en temporadas altas se acentúan los permisos para masajistas y paseos en caballo, “están llenas las playas de ellos, también de músicos, y si queremos ser un destino de primer mundo y seguir siendo uno de los más importantes de este país, hay que poner orden, no solamente de Profepa, sino hablando de todas las autoridades”.

El hotelero espera que el programa que pretende inhibir prácticas irregulares en las principales playas del país, incluyendo el comercio ambulante, eventualmente dé resultados en Puerto Vallarta.