Plantean servicio social para conductores ebrios

Víctor Fuentes, munícipe de San Nicolás, propondrá reducir las multas a los automovilistas que manejen bajo los influjos del alcohol, para que en su lugar realicen trabajo comunitario.
Asegura que el programa Cero Tolerancia ha creado conciencia en los ciudadanos.
Asegura que el programa Cero Tolerancia ha creado conciencia en los ciudadanos. (Archivo)

San Nicolás de los Garza

Víctor Fuentes Solís, alcalde de San Nicolás de los Garza, alista una iniciativa de ley para permutar o disminuir las multas a los conductores ebrios.

En entrevista luego de iniciar la rehabilitación del Centro Deportivo Cedeco, el munícipe de extracción panista indicó que ha entablado conversaciones con la agrupación No a Conducir Ebrio (NACE) y su presidente Ricardo Cantú Jauckens, para barajar la posibilidad de implementar trabajo comunitario.

“Estamos contemplando una iniciativa y lo hemos platicado con Ricardo Cantú, el cual podamos hacer más permutable y optativo (en) algunas penas o sanciones.

“Yo le comentaba a la plataforma de Alcalde, ¿Cómo Vamos? la posibilidad de disminuir las multas que son altas”, mencionó.

Fuentes Solís informó que el hecho de ser el municipio metropolitano que más aplica multas a conductores ebrios ha generado una concientización, pues ahora los automovilistas piensan dos veces antes de manejar ebrios.

“Esta es precisamente una parte importante del objetivo, que cuando una multa, que va desde los 4 mil pesos hasta los 17 mil –la mayoría son de 4 mil–, y no son ni el 10 por ciento los que pagan 7 mil multas para arriba, por lo que San Nicolás tiene cero incidentes graves cometidos por alguien que venga en estado de ebriedad.

“Es la efectividad de los aparatos y es unánime la aceptación de muchos que dicen que ‘sí tomé’ o ‘no tomé tanto’, pero a final de cuentas dicen que tomaron; es sumamente indispensable que cuando se toma no se maneje”, indicó.

MILENIO Monterrey publicó este martes que la administración que encabeza el alcalde de San Nicolás lidera las cifras de multas y recaudación por conducir en estado de ebriedad dentro del área metropolitana, a raíz de la aplicación del programa Cero Tolerancia.

En 2014, San Nicolás sancionó a 185 conductores, logrando un ingreso de un millón 829 mil pesos; mientras que en 2015, fueron 628 los multados, sumando una entrada de 6 millones 044 mil pesos a las arcas municipales.

Víctor Fuentes precisó que será en abril cuando concluya la edificación de El Torito o Centro de Sanciones Administrativas para quien conduzca en estado de ebriedad.

“Sé que Guadalupe va muy avanzado, y aquí tendremos uno donde se puede conmutar una pena económica por una pena administrativa, este año quedaría; la inversión sería de unos 700 a 800 mil pesos, esto es parte del tema de responsabilidad social.

“Como 100 personas son sancionadas cada fin de semana, sí ha habido una baja, se ha reducido un 30 por ciento; quisiéramos que nadie fuera detenido, la ley contempla como una falta administrativa grave, seguramente los que han sido sancionados toman las precauciones al no manejar en estado de ebriedad, asignar un conductor designado o usar un transporte alternativo y no caer de nuevo”, comentó Fuentes.