Niegan amparo a Ecoagua y entrega tratadora a Simas

Será hasta el término del juicio cuando se realice una inversión por parte del Sistema Operador para cambiar la tecnología, ya que no cumple con la calidad de la norma, indicó el gerente.

Torreón, Coahuila

Con el respaldo de elementos de la Dirección de Seguridad Pública, el Simas Torreón tomó posesión de las instalaciones de la planta tratadora de aguas residuales para estar a cargo de su operación, como parte del juicio de la cancelación anticipada del contrato con Ecoagua, concesionaria de la planta, esto luego de que el juez negara el amparo promovido por la empresa.

Será hasta que el juez defina que el contrato queda cancelado, que se realizará una inversión por parte del Simas para cambiar la tecnología de la planta.

Ante la negativa del gerente de la empresa de dejar las instalaciones, llegó al lugar el titular de la DSPM, Adelaido Flores, acompañado de elementos de la corporación policiaca.

El gerente de la paramunicipal, Xavier Herrera, llegó la mañana del martes a las instalaciones de la planta, ubicada en el ejido Rancho Alegre, donde se hizo acompañar de abogados, notarios públicos y personal del sistema operador de agua, argumentando inicialmente que iniciaría el proceso de entrega-recepción de la planta, en común acuerdo con la empresa.

Sin embargo el gerente de Ecoagua, Nino Rodríguez Olivares, se resistió a dejar las instalaciones, argumentando que no se presentó una orden judicial y que por tanto se ingresó al lugar en forma arbitraria.

Horas más tarde, declaró que con la presencia de la fuerza pública, se dio una entrega forzada.

Xavier Herrera afirmó que se actuó de manera legal: "nosotros dimos por terminado el contrato y nos respalda la ley para tomar posesión de las instalaciones".

Anunció el inicio del Simas con la operación de la planta y que dentro del primer día de trabajo personal de la paramunicipal realizaría la revisión y el inventario administrativo y técnico de las áreas.

Habló de que se contratarán de 30 a 40 personas para la operación de la planta, más aclaró que ha transcurrido sólo la primera parte del juicio legal, el cual estima que pudiera durar hasta un año, sin descartar que en el proceso se pudieran dar cambios, aunque agregó que se está demostrando que el Simas tiene la razón.

Será hasta que el juez defina que el contrato queda cancelado, que se realizará una inversión por parte del Simas para cambiar la tecnología de la planta, la cual declaró que se encontró en malas condiciones, al detectar de entrada daños en motores.

"La ley ampara el poder tomar la operación técnica de la planta, garantizar la continuidad y mejorar los procesos en el tratamiento del agua... La ley de obra pública señala que al momento de terminar el contrato de manera anticipada, se pueden tomar de manera inmediata las instalaciones", declaró Pablo Chávez Rossique, ex tesorero municipal y actual integrante del despacho de abogados contratado por el Simas para el caso.

La planta es de lagunas de oxidación, una tecnología ya superada, no cumple con la calidad de la norma que se requiere para el tratamiento del agua para fines industriales.

Detalló que una de las pruebas principales en el caso son los dictámenes periciales que demuestran que la planta tratadora no ha cumplido con la norma que regula la calidad de agua tratada, que no se cumple con la renovación de los lodos en los periodos señalados por contrato.

El gerente del Simas aseguró que se tiene la capacidad para operar la planta tratadora y que el gasto será menor a seis millones de pesos mensuales que cobró Ecoagua.

La planta es de lagunas de oxidación, una tecnología ya superada, no cumple con la calidad de la norma que se requiere para el tratamiento del agua para fines industriales.

Reiteró que el Simas ha pagado cuatro veces su valor. Su costo es de 160 millones, se han pagado 500 millones de pesos y se argumenta que se adeudan otros 500 millones de pesos más.

Dijo que las condiciones en las que se encontró la planta son deplorables y se realizarán los análisis correspondientes para ver la calidad de agua que se recibe.