'Planchan' reforma educativa en NL

Acuerdan que los maestros que no aprueben los tres exámenes de evaluación educativa tengan la opción de jubilarse o de ser transferidos a un cargo administrativo.
Los maestros deberán aprobar los exámenes.
Los maestros deberán aprobar los exámenes. (Carlos A. Rangel)

Monterrey

Los profesores que no acrediten satisfactoriamente tres pruebas de evaluación educativa serán removidos a cargos administrativos o invitados a su jubilación, esto según la nueva Ley de Educación del Estado que este miércoles será votada por el Pleno del Congreso local, donde las cinco fracciones llegaron a este acuerdo.

Y es que mientras la reforma federal sugería que los docentes bajo esta situación simplemente fueran despedidos, el Gobierno del Estado había propuesto que no hubiera consecuencias para los maestros reprobados.

No obstante, los coordinadores de las cinco grupos legislativos que conforman el Congreso del Estado llegaron a un acuerdo en el cual habría otras opciones para quienes reprueben las evaluaciones, las cuales pueden ir desde la invitación al retiro, hasta la remoción a cargos administrativos.

El acuerdo se dio por la presión entre Acción Nacional y los sindicatos de maestros, pues los segundos argumentaban que no se podía dejar sin trabajo a cientos de maestros que están a punto de jubilarse.

No obstante, esta regla no aplicará para los nuevos maestros, quienes deberán acreditar todas las evaluaciones o perderán su plaza en el magisterio.

El mediodía de este martes los líderes parlamentarios Alfredo Rodríguez, del PAN; Edgar Romo del PRI; y Juan Antonio Rodríguez de Nueva Alianza, acompañados de los líderes de los sindicatos de maestros Casimiro Alemán de la sección 21; y Guadalupe Castillo, de la sección 50, dieron a conocer el acuerdo, pero sin entrar en detalles.

Rodríguez Dávila explicó que se conserva el espíritu de la reforma federal y solamente se llegaron a acuerdos en discrepancias menores, mientras que Romo García celebró el acuerdo que definió como un avance en la educación de la entidad.

"Tenemos un acuerdo los grupos parlamentarios en lo general, seguimos redactando los puntos y comas, pero en el fondo todo mundo estamos de acuerdo, creemos que son buenas noticias para el estado, buenas noticias para la educación en Nuevo León... A final de cuentas mostramos unidad a favor de mejorar la educación", señaló el líder de la bancada del PAN.

"Es una reforma educativa que se está planteando en beneficio de los niños y las niñas de Nuevo León, especialmente también por la superación y mejor calidad educativa, tanto de los maestros como de nuestro sistema educativo", señaló por su parte Edgar Romo García, coordinador del Grupo Legislativo del PRI.

Por su parte, Juan Antonio Rodríguez señaló que será este miércoles cuando el dictamen sea llevado al pleno para su votación, fecha límite para su aprobación según los transitorios de la reforma federal.  

"Ningún maestro, después de que presenté los tres exámenes y no logre ser aprobatorio, será re adscrito a otro lugar dentro del mismo servicio educativo, respetándole todos sus derechos, los de nuevo ingreso tienen que ingresar por medio de un examen del servicio educativo, ellos no están dentro del servicio educativo todavía", explicó el líder de la bancada de Nueva Alianza, Juan Antonio Rodríguez.

Los líderes sindicales de las secciones 50 y 21 del magisterio mostraron su beneplácito por los acuerdos alcanzados y respaldaron el dictamen que será llevado al pleno este miércoles.