Investigadores alertan sobre la garrapata café del perro

Produce la llamada fiebre manchada al transmitir la bacteria llamada Rickettsia Rickettsii y tiene altas tasas de morbilidad y de mortalidad: Aldo Ortega, investigador en parasitología. 

La Laguna

El investigador en parasitología Aldo Ortega desempeña actualmente trabajos en el laboratorio de Biología Molecular, en desarrollo de líneas con la entomología médica, que se encarga del estudio de insectos o artrópodos que son vectores de enfermedades en humanos, animales silvestres o domésticos.

Si bien se ha escuchado hablar sobre todo del dengue como una pandemia nacional y un riesgo sanitario a atender, destacó el experto que ahora mismo la plaga de mayor peligro para la gente lagunera es la garrapata café del perro.

"Es la más importante de acuerdo a cifras de morbilidad y de salud pública y se ha detectado en La Laguna".

"La garrapata produce la llamada fiebre manchada al transmitir la bacteria llamada Rickettsia Rickettsii y tiene altas tasas de morbilidad y de mortalidad", señaló.

Las chinches no son un peligro en lo absoluto. Recién hace un par de semanas que se llevó a cabo en la Narro el primer Simposio Nacional de Fiebre Manchada.

Expertos de todo México buscan la forma de disminuir los casos de letalidad e la enfermedad, conocerla más y proponer medidas de control que sean aplicadas desde el sector público, para reducir casos mortales.

"Las garrapatas son un artrópodo (es decir, tienen ocho patas y no seis como los insectos entre otras diferencias) y hemos postulado la hipótesis de que estas pueden ser el animal de mayor importancia médica en la región, más que los mosquitos y plagas agrícolas".

Señala que no son una plaga, sino una plaga clave, importantísima a evitar, y que es necesario evitarlas a toda costa en las casas, escuelas, centros de trabajo, en donde se pueda.

Si bien el platillo favorito para las garrapatas son los perros, también tienen comportamientos casi humanos, por que si no pueden comer perro, van a buscar otras alternativas. Picarán a vacas, caballos y claro, a personas.

En el proceso de chupar la sangre, inyectan sustancias que contienen a la maléfica bacteria que puede causarnos la muerte, una dolorosa muerte.

"Son el principal enemigo. Para combatirla podemos hacer muchas cosas, como la cuestión cultural. La gente debe estar consciente de que tener perros es muy bonito, pero son seres vivos que hay que cuidar, vacunar, desparasitar".

A quien tiene el gusto de ser dueño de un perro, se le pide que en lo posible el animalito esté limpio, se bañe periódicamente con garrapaticidas o se les vacune para evitar que proliferen estas amenazas.

Aunque es virtualmente imposible erradicar a todas las garrapatas, a casi cualquier ser vivo, si se siguen medidas como estas, se puede mantener a raya el mal.

"Si no se tiene capacidad económica, tiempo, cultural o de ningún tipo para atenderlos, es mejor no tener perro".

También se recomienda guardar la higiene personal, y tener las casas limpias, no tanto barridas o trapeadas que no está nada mal, sino libres de cacharros y hospederos de animales nocivos.

"Esta situación se asocia con factores socioeconómicos. Hay estadísticas que indican que el mayor número de casos de la enfermedad es donde hay gente de bajos recursos, sin agua entubada, con paredes de adobe, piso de tierra: condiciones ideales para las garrapatas".

El joven investigador concluyó señalando que es necesario saber que es lo que nos toca hacer como población, como sociedad civil y no dejarle todo al sector salud, pues de esta forma generamos mejores condiciones para todos.