Producción de algodón sin daño por plaga del picudo

José Álvarez, presidente de la Confederación Nacional Campesina de Francisco I. Madero, asegura que se encuentra controlada y sólo se le puede combatir con insecticidas.
Es la más importante plaga de este cultivo y sólo se le puede combatir con insecticidas.
Es la más importante plaga de este cultivo y sólo se le puede combatir con insecticidas. (Sergio Enrique Guajardo)

Francisco I. Madero, Coahuila

La plaga del picudo, aunque tiene presencia en el campo de Francisco I. Madero, no ha provocado estragos, ya que se encuentra controlada, afirmó José Álvarez, presidente de la Confederación Nacional Campesina en el municipio.

''Sí hay plaga pero está controlada, de hecho se entregarán apoyos a los campesinos productores de algodón en la ciudad de San Pedro de las Colonias, dentro del programa Binacional por 6 millones de pesos''.

Agregó que como afectación no es muy fuerte, ya que ha estado controlado. Dijo que hay presencia pero no hay daño y la producción no está en riesgo.

El adulto mide unos 6 milímetros y su coloración varía según se edad, pero su cuerpo se encuentra recubierto por pequeños pelitos de color amarillento. 

El picudo del algodonero en estado adulto, causa daños a la planta por oviposición y por alimentación.

Las larvas se alimentan de la fibra y semilla dentro de los botones y las bellotas atacadas, mientras completan sus estadios para llegar al estado de pulpa.

Los botones atacados se abren y generalmente caen al suelo en término de una semana, se utiliza la trampa tipo “Scout”, con atrayente.

La densidad de trampeo varía de acuerdo a la intensidad de la infestación de esta plaga, siendo desde una trampa cada 2, 5, 10 y 20 hectáreas.