Auguran mal año y temen pérdidas

Por hectárea de algodón la inversión asciende hasta los 40 mil pesos. En los últimos días el precio por quintal ha estado en los 62 centavos, lo ideal sería que superara los 80 centavos.
Los productores agrícolas de Francisco I. Madero están a favor del uso de semillas transgénicas.
Prevén que no recuperarán su inversión. (Luis Alberto López)

Comarca Lagunera

Los productores de algodón auguran un año complicado en cuanto a la venta de la mercancía y temen no recuperar lo invertido, lo cual por hectárea asciende hasta los 40 mil pesos.

Margarito Montoya, presidente del Consejo Administrativo de la Planta Despepitadora “20 de Octubre”, indicó que aunque este año hubo una mayor siembra de la fibra blanca no quiere decir que la venta se encuentre asegurada.

Para este año, la planta tiene proyectada la producción de entre 7 mil y 8 mil pacas de algodón, cifra que cuadruplica la del 2013.

“Este año tuvimos más siembra, pero desafortunadamente el precio sigue siendo nuestro mayor problema”, aseveró.

Por su parte, Antonio Hernández Martínez, titular de Desarrollo Rural en Francisco I. Madero, detalló que este año recibieron mayor para sembrar, por lo que el cultivo creció de entre 600 a 900 hectáreas a 2 mil hectáreas.

“El año pasado sembramos alrededor de 900 hectáreas y este año hablamos de 2 mil hectáreas, sin embargo nuestro problema es que el precio sigue siendo bajo y de seguir así no recuperaríamos la inversión que hicimos”, declaró.

Resaltó que en los últimos días el precio por quintal ha estado en los 62 centavos, lo cual es muy baja para ellos y lo ideal sería que superara los 80 centavos.

Al respecto, Pedro Sánchez, comisariado ejidal de Hidalgo, manifestó que es un problema que se sale de sus manos porque muchas veces no pueden esperar tanto para vender su producción y deben hacerlo al precio reducido.

“Vemos muy complicada la venta por el precio internacional y no hay forma de sortear eso. No podemos esperar tanto porque tenemos que pagar créditos y después nos comerían los intereses moratorios”, declaró.

Ante eso, Margarito Santoyo exhortó a las autoridades estatales a que promocionen la fibra coahuilense y lagunera en el extranjero. Hay que resaltar que actualmente las pacas maderenses son comercializadas en ciudades como Puebla, el Distrito Federal, Querétaro y Tlaxcala.

Para este año, la planta tiene proyectada la producción de entre 7 mil y 8 mil pacas de algodón, cifra que cuadruplica la del 2013.