Medidas preventivas deben ser apoyadas por la familia

Tanto los niños como los adultos deben recibir tratamiento de inmediato si se encuentra algún piojo o liendres, informó María del Rocío Quiroz Flores, jefa de la Jurisdicción Sanitaria Número 7.

Francisco I. Madero, Coahuila

Una medida efectiva para combatir la pediculosis es la prevención, la cual debe estar apoyada por los padres de familia.

María del Rocío Quiroz Flores, jefa de la Jurisdicción Sanitaria Número 7, de Francisco I, Madero y San Pedro de las Colonias, comentó que: "la higiene personal es importante, el lavado de almohadas, de sábanas, además se debe aplicar shampú y medicamento, estamos por recibir insumo para la población".

"Las acciones en contra de la pediculosis son todo el año, las escuelas que solicitan el apoyo se les brinda, a pesar que existe una calendarización de pláticas y conferencias".

Dentro de las medidas preventivas que se recomiendan: no compartir cepillos para el cabello, peines, extensiones de cabello, sombreros, ropa de cama, toallas ni vestimenta con alguien que tenga piojos en la cabeza.

Si un menor de edad tiene piojos, verifique las normas o políticas en las escuelas, guarderías, jardínes de niños.

"Es importante la higiene personal, el fomento a la prevención de la salud desde los hogares, si ellos no apoyan, esto no prospera".

Muchos lugares no permiten que los niños infectados estén en la escuela, hasta que los piojos hayan sido tratados por completo.

Algunas escuelas pueden tener normas para garantizar un ambiente libre de piojos.

La limpieza de tapetes y otras superficies, con frecuencia ayuda a evitar la propagación de todo tipo de infecciones, incluso los piojos.

Los piojos de la cabeza pueden ser difíciles de ver, es necesario observar con detenimiento.

Utilice guantes desechables y examine la cabeza de la persona bajo una luz brillante. La luz del sol o las luces más brillantes de la casa durante las horas del día funcionan bien para este propósito, el uso de una lupa también puede ayudar.

Para buscar los piojos de la cabeza, apartar el cabello hacia abajo hasta el cuero cabelludo en secciones muy pequeñas.

Se debe de examinar el cuero cabelludo y el cabello en busca de piojos que se muevan y los huevos (liendres).

Observar con detenimiento alrededor de la parte superior del cuello y en las orejas (los lugares más comunes para los huevos).