Piden iniciar en Hidalgo con el cambio de pagador

Es una medida que beneficiará al estado, asegura líder del SNTE.
Sinuhé Ramírez Oviedo: “el patrón sigue siendo el gobierno del estado de Hidalgo...”.
Sinuhé Ramírez Oviedo: “el patrón sigue siendo el gobierno del estado de Hidalgo...”. (Héctor Mora)
Sinuhé Ramírez Oviedo, titular de la Sección 15 del SNTE (Gisselle Acevedo )

Pachuca

Ante el inminente cambio de pagador al que se enfrentarán los 43 mil servidores de la educación del estado como parte de la reforma educativa, el titular de la Sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Sinuhé Ramírez Oviedo vio conveniente para Hidalgo iniciar en 2014 con el pilotaje de esta migración, puesto que con ello se erradicarían recursos que serían útiles para regular a los docentes interinos, lo cual sería benéfico para el gobierno estatal. 

Apuntó que en beneficio de los 200 mil trabajadores que pertenecen a este régimen y del resto de los maestros hidalguenses urge el diálogo permanente con la Federación y la armonización estatal de la reforma educativa, ya que con ello se logrará garantizar sus derechos laborales.

El líder sindical reiteró que el hecho de que la Federación, a través de la Secretaría de Hacienda, se encargue del pago de los docentes no les afectará.

Si el cambio de pagador no sucede el año entrante para Hidalgo será en 2015 como se tiene planeado, dijo, por lo que el SNTE, antes de centralizar su nómina en la Federación, seguirá refiriéndose al gobierno estatal para el pago y prestaciones de sus agremiados.

 “Mientras  se realiza el trámite, el patrón sigue siendo el gobierno del estado de Hidalgo mediante la Secretaría de Educación Pública en Hidalgo (SEPH)”.

En cuanto a los trabajadores comisionados que el SNTE tiene registrados, señaló que son 100 y que pertenecen a las ocho regiones por los que también se velará durante todos los procesos de modificación que implica la reforma educativa.

Aguinaldos

Sinuhé Ramírez Oviedo anunció que el aguinaldo de los docentes será entregado en dos exhibiciones; la primera que ya se está entregando y representará 869 millones de pesos; y la segunda, por 34 millones de pesos, que entregarán el 3 de enero.

“Desde hoy les estaremos pagando puntualmente la primera parte de los 90 días de aguinaldo que representa 57.5 días de labor y el 3 de enero recibirán lo correspondiente a los 32.5 restantes”.

Negó que el aguinaldo de los docentes se reducirá el año entrante y destacó que este anuncio mal infundado sólo busca dividir y fracturar a la organización.

Por otra parte,  informó que en enero próximo los maestros recibirán el pago de nueve días por permisos no disfrutados y los cinco de ajuste al calendario escolar.

Con esto, dijo, se da muestra de que en 2014 la Sección 15 del SNTE seguirá realizando una gestión laboral con lealtad a todos los trabajadores de la educación para que se siga avanzando en la mejora de su calidad de vida y en la defensa de sus derechos.

Jubilaciones

El dirigente magisterial destacó también que en la entidad no ha aumentado de manera alarmante el número de jubilaciones luego de aprobarse la reforma educativa como ha ocurrido en los estados de Oaxaca y Michoacán.

“Este año tenemos solicitudes de jubilación para mil 500 compañeros. Las jubilaciones ya aprobadas se han ido cubriendo y hasta ahora no tenemos déficit de maestros, lógicamente hay necesidades en todos los planteles de la entidad, pero no con ello quiere decir que los grupos estén desatendidos”, dijo Sinuhé Ramírez Oviedo.

Según información de la SEPH hasta lo que va del año el beneficio de jubilación lo han recibido 170 docentes, lo que representa una baja en comparación a 2012 en donde se entregaron 400.

El informe también señala que en Hidalgo hay muchos maestros que no se quieren jubilar, pese a que ya cumplen la edad.

Se debe destacar que la jubilación de los maestros depende de sus años de servicio y del impacto, en su caso, del Programa de Estímulos a la Jubilación implementado por el propio SNTE y que la Federación ha dejado de apoyar por falta de presupuesto.