Piden familiares de baleado separar del cargo a policías

La madre del joven lesionado por arma de fuego además solicitaron a las autoridades pagar por los daños y perjuicios; el alcalde les brindó el apoyo mientras continúan las investigaciones.
Carlos Alejandro Molina Montero se encuentra grave en el hospital Universitario.
Carlos Alejandro Molina Montero se encuentra grave en el hospital Universitario. (Foto: Marilú Oviedo)

Monterrey

La familia de Carlos Alejandro Molina Montero y un abogado de Cadhac, exigieron al alcalde de Guadalupe, César Garza Villarreal, la separación del cargo de los policías que participaron en un incidente donde el joven de 23 años recibió un balazo en la cabeza, herida que lo tiene grave en el hospital Universitario.

Alejandra Montero, mamá del lesionado, y el licenciado Alejandro Sánchez y otros familiares sostuvieron una reunión con el alcalde por casi dos horas, donde además pidieron a la autoridad pagar por los daños y perjuicios, así como garantizar la integridad de la familia.

"Pido que me sigan apoyando, que esto no quede impune y que ellos (los policías) paguen, independientemente de lo que se les cargue", comentó Montero.

"Mi hijo esta inconsciente, está muy grave, y la cuenta ya está ascendiendo cada día más, ya van más de 100 mil pesos, nos exigen un depósito y lo que exijo es justicia", apuntó.

Los quejosos señalaron que una de las promesas del alcalde fue que el caso se va a esclarecer.

"Venimos a exigirle que asuma su responsabilidad, que ante estos hechos se tiene que separar del cargo a los servidores públicos para que se hagan las investigaciones...este tipo de conductas donde hay un abuso de autoridades, lesiones, robo a pertenencias, no deben de ser solapadas por la autoridad, que se esclarezcan los hechos y se sanciones a los responsables y se repare el daño a las víctimas", dijo Sánchez.

"Le exigimos a la autoridad que pudiera asumir su responsabilidad en términos de los daños y perjuicios causados por los policías en términos de la atención médica, y asumió el compromiso de enviar una carta al hospital Universitario a efecto de que se le pueda garantizar el servicio al joven durante el tiempo que sea necesario hasta que se le dé de alta, asumiendo el Ayuntamiento los costos totales", aseguró.

Comentó que la investigación se encuentra en manos de la Procuraduría y hasta que concluya se sabrá realmente cómo ocurrieron los hechos.

La denuncia fue interpuesta el martes por abuso de autoridad y las lesiones causadas.

Por su parte, el alcalde de Guadalupe, César Garza, se comprometió a apoyar a la familia y esclarecer el caso ya que por el momento continúan las investigaciones sobre el caso de los tres jóvenes.

"Más allá del hecho criminal, está por encima de esto la situación humana, hoy mismo me entrevisté con la mamá, ya nos entrevistamos con la pareja de este muchacho Carlos y estamos atentos a que no le falte atención médica, esperamos que supere su condición y probablemente superando su condición tiene que enfrentar a la justicia, pero ese es otro tema y lo más importante ahora es que tenga la atención médica", dijo.

La versión de los hechos va a poder ser esclarecida con las pruebas periciales, se va a poder demostrar si los jóvenes activaron el arma o no con la prueba de parafina en la mano y demostrar si los policías se enfrentaron a los jóvenes o si hubo una acción armada violenta cuando los jóvenes ya estaban sometidos", comentó.

El pasado domingo por la mañana en la avenida México, a la altura de la colonia Niños Héroes, los tres jóvenes fueron interceptados por policías de Guadalupe en una patrulla, pues decían que eran sospechosos de asaltar una tienda de conveniencia, hechos que son investigados por la autoridad.