Piden considerar reubicación del relleno de Chiltepeque

La administración municipal 2014-2018 deberá analizar si es viable que se convierta en un centro intermunicipal

Puebla

Por la zona geográfica y el entorno natural que lo rodea, el relleno sanitario de Chiltepeque no debió instalarse en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla, por lo que es necesario que se analicen alternativas de reubicación del inmueble, señaló el coordinador del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Luis Olmos Pineda.
Más que revisar la concesión o incrementar la vida útil del depósito de residuos sólidos que opera la empresa Rellenos Sanitarios SA (Resa), es necesario que se plantee un proyecto de carácter intermunicipal, ya que el crecimiento de la zona conurbada de Puebla así lo amerita
“La siguiente administración municipal, 2014-2018, debe considerar la reubicación del relleno sanitario Chiltepeque, además de analizar si es viable que se convierta en intermunicipal para garantizar que su funcionamiento sea correcto bajo las inversiones de los diferentes ayuntamientos”.
Si bien el titular del Implan se abstuvo de sugerir un sitio para el depósito de residuos sólidos, dijo que el organismo tiene la capacidad para recomendar zonas geográficas para la operación de un relleno.
Sobre el tema de la concesión asignada a Resa, dijo que corresponde al gobierno capitalino en turno y al electo valorar los términos de la misma.
La operación de un relleno intermunicipal involucra recursos de la federación, estados y municipios, señaló Olmos Pineda, ya que la dotación de agua potable, el transporte y manejo de residuos son fundamentales “desde el punto de vista metropolitano”.

Sequía en el acuífero de Tecamachalco

El manto acuífero ubicado en el subsuelo de la región de Tecamachalco que abastece a 28 municipios del centro del estado de Puebla se encuentra sobreexplotado, situación que se traduce en que en 10 años quede seco.
La sobreexplotación y abatimiento del acuífero de Tecamachalco se presenta debido a que existen cientos de pozos clandestinos que provocan un déficit de 68 millones 371 mil metros cúbicos de agua al año.
En la zona se tienen contabilizados 50 pozos para uso agrícola y decenas para uso potable de la región, sin embargo, no hay un censo que permita conocer el número exacto de perforaciones.
El manto acuífero abastece a los municipios de Tecamachalco, Cuauhtinchán, Tepeaca, Tecali, Amozoc, Acatzingo, Acajete, Atoyatempan, Felipe Ángeles, Palmar de Bravo, Quecholac, Los Reyes de Juárez, Tepeyahualco, entre otros.
De acuerdo con información del Centro Universitario para la Prevención de Desastres (CUPREDER) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la disponibilidad media anual del agua subterránea se calcula del volumen de 225 millones 471 mil 754.40 metros cúbicos al año.
Cabe mencionar que en diferentes años atrás como en 1954 y 1969 el manto acuífero de Tecamachalco ya había sido vedado y actualmente continúa en la misma situación.
Al respecto, el presidente municipal de Tecamachalco, Rubén Balcázar Juárez, aseguró que el problema del manto acuífero es “grave, pues hay algunos pronóstico “positivos” que indican que para el 2024 ya no habría agua.
La BUAP y el ayuntamiento de Tecamachalco realizarán el foro “La Semana del Agua” los días 11,12 y 13 de noviembre en el auditorio de la Universidad Tecnológica de Tecamachalco.

Protestan en Xoxtla por municipalización de pozos

Habitantes de Xoxtla exigieron al presidente municipal, Raúl Hernández Villafan, que suspenda las obras para municipalizar el servicio de agua para los 15 mil pobladores por lo que tomaron uno de los pozos en donde el alcalde realizaba trabajos.
De acuerdo Gaspar Ortiz Flores, tesorero de la Comisión de la Tierra y el Agua, que durante décadas se han encargado de la administración de los tres pozos de la comunidad, explicó que la comunidad coopera para el mantenimiento de los pozos, aunque no todos cumplen con el pago.
Señalo que el alcalde cortó el suministro de agua supuestamente para arreglar la bomba del pozo, sin embargo aseguran que no existe ningún desperfecto.
Acusó que el edil no respetó a la Comisión de la Tierra y el Agua, elegida por la comunidad y rompió los candados del lugar y entró con trabajadores para hacer el supuesto cambio de la bomba.
Aseguraron que no hubo ninguna notificación de que se cortaron el suministro del agua, lo que causó la molestia de los pobladores que se reunieron en el lugar para impedir los trabajos y amenazaron con cerrar la autopista.
De inmediato se movilizaron a elementos de la Policía Estatal para impedir el cierre de la vialidad lo que provocó un conato de enfrentamiento.