Piden no cambiar uso de suelo para cortina a 105 m

Los habitantes irrumpieron primera reunión interinstitucional que celebraron autoridades ayer.
Los inconformes fueron sorprendidos, ya que dijeron, no fueron invitados a la reunión de autoridades.
Los inconformes fueron sorprendidos, ya que dijeron, no fueron invitados a la reunión de autoridades. (Mariana Hernández)

Cañadas de Obregón

Es cierto, la lucha continúa. Temaca resiste, Temaca no serinde.  Los pobladores de la delegación que pertenece al municipio Cañadas de Obregón insisten y luchan porque su comunidad no se inunde con la construcción de una cortina de 105 metros de altura en la Presa El Zapotillo. Ahora su opción es que se hagan valer las facultades del gobierno municipal.

“El gobierno municipal tiene la oportunidad de defender a su gente” fue la consigna de los pobladores e integrantes del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo al síndico municipal, Mario Ruano, a quien le entregaron un pliego petitorio dirigido al presidente municipal, quien estaba ausente.

“Seguimos agradeciendo al gobierno municipal de Cañadas de Obregón que mantenga su compromiso de no dar el cambio de uso de suelo ya que no tienen el cambio de uso de suelo para una cortina de 105 metros y aparte la manifestación de impacto ambiental que habían hecho para una cortina de 80 metros que todavía no está completa, solamente le pusieron una ampliación para la cortina de 105. Eso realmente no tiene validez jurídica”, manifestó Gabriel Espinoza Íñiguez, vocero del comité.

Las otras peticiones de los pobladores son que el gobierno municipal cumpla la sentencia que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación con la controversia constitucional 92/2012. Solicitaron realizar una inspección a la zona donde se construye la presa El Zapotillo para conocer los avances, condiciones y detalles técnicos de la obra.

Además, pidieron que el Ayuntamiento municipal no otorgue licencias para proyectos ecoturísticos, productivo y de cualquier índole relacionada a la presa El Zapotillo, además de  un informe sobre la situación en que se encuentra el predio de Talicoyunque.

“Por parte del municipio nosotros tenemos que proteger a nuestras personas y a nuestra ciudadanía, por eso nos eligieron a nosotros.  Yo como representante del presidente municipal, como lo que hemos declarado, la situación es que nosotros estamos a favor de nuestra población. Vamos a ayudar a que ellos como ustedes lleguen a un acuerdo en esa situación”, expresó Marco Antonio López Limón, contralor municipal a las autoridades estatales y federales que se reunieron ayer por primera ocasión de manera interinstitucional en Cañadas de Obregón.

En este primer encuentro, el cual fue presidido por la procuradora social, Felicitas Velázquez Serrano, estuvieron presentes las secretarías de Salud, Educación, Desarrollo e Integración Social, de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Code, Comisión Nacional del Agua y el gobierno municipal, con el objetivo de buscar soluciones y atención a pobladores de Temacapulín, tras el anuncio que dio el gobierno de Jalisco el pasado 10 de abril de que la cortina de la presa El Zapotillo quedaría a 105 y no a 80 metros de altura.

“Primero que ellos conozcan el problema real del estado, no es propiamente el Ejecutivo del estado, no es un problema, es una solución a conflicto profundo de aguas. Segundo, parte es proteger a los pobladores de Temacapulín de que no vayan a ser víctimas de ninguna circunstancia que los dañe”, indicó Velázquez Serrano.

Al cierre de la primera reunión interinstitucional, los pobladores de Temacapulín ingresaron a la casa de la cultura e interrumpieron la reunión para hacer consignas como “Temaca no se rinde”.