Piden que Marina y PFP refuerce presencia en NL

Legisladores federales del PAN comentan que la aprehensión de Joaquín “El Chapo” Guzmán podría detonar brotes de violencia en la entidad.
Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

Monterrey

El Gobierno del Estado tiene que recuperar el apoyo federal de la Marina Armada y la Policía Federal Preventiva ante la detención de Joaquín Guzmán Loera, conocido como “El Chapo” y los posible estallidos de violencia que se puedan dar producto del reacomodo de los carteles de la droga, señalaron diputados federales del PAN.

Víctor Fuentes Solís señaló que las autoridades en Nuevo León están “muy confiadas” en estos últimos meses y que no es conveniente bajar la guardia en relación a la situación de seguridad.

“Es evidente que el Estado ni tuvo ni tiene una capacidad para repeler un embate del crimen organizado con sus propias fuerzas.

“Tenemos que volver a solicitar la presencia importante que teníamos en el estado”, dijo.

Señaló que puede esperarse una nueva disputa por el territorio, sobre todo en lugares como Nuevo León, por su posición privilegiada de frontera y la fuerza estatal no tiene cómo responder a ello.

De la misma opinión fue Arturo Salinas Garza, quien señaló que la historia reciente ha demostrado que se pueden esperar en Nuevo León brotes de violencia importantes.

“Cada vez que aprehenden a un capo empiezan a explotar células muy rápido, a una velocidad impresionante, y creo que debemos estar preparados.

“Yo creo que en este momento habría que tener un llamado muy puntal al Gobierno Federal para que, a través de la Marina Armada y el Ejército, se esté muy al pendiente y tener una fuerte vigilancia”, dijo.

Salinas Garza dijo que en semanas recientes se ha detectado inseguridad importante en las carreteras que convergen a Nuevo León y es el primer punto que debe ser reforzado.

“Debemos evitar que se vengan a refugiar a nuestro estado porque estamos muy cerca de la frontera y eso nos hace muy vulnerables”, dijo.

Afirmó que existe un exceso de confianza en las autoridades estatales que han estado “cantando victoria” demasiado rápido, incluso en contra de las afirmaciones del mismo Ejército que señala que en el estado “no se puede bajar la guardia”.

Se refirió a las declaraciones del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz en la zona citrícola donde señaló que las preocupaciones de seguridad en esta zona están variando y ya no están relacionadas al crimen organizado.

“Hay un exceso de confianza, porque apenas se hicieron estas declaraciones comenzó a haber robos en carreteras, cerca incluso de la Fuerza Civil”, puntualizó.