Falta de dinero no debe obstruir educación: Arzobispo

Rogelio Cabrera López sugirió a los padres de familia priorizar el gasto que requiere la formación escolar, a su vez pidió a las autoridades respetar los recursos destinado a este rubro.
Comentó que los directores de los penales están tratando de hacer bien su trabajo, pero los superan las necesidades.
recordó que otros factores, como el bullying, obstruyen el proceso de aprendizaje de los niños y jóvenes del país. (Carlos Rangel)

Monterrey

Debido a que las dificultades económicas son el principal obstáculo para que los niños obtengan una educación de calidad, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López hizo, un llamado tanto a los padres de familia como a las autoridades a priorizar los recursos destinados a este rubro.

En rueda de prensa dominical, el prelado recordó que los padres de familia deben hacer gastos para que sus hijos puedan acceder a la educación, tanto en cuotas escolares como en compra de útiles y demás productos que utilizarán los niños en su proceso educativo.

Así que sugirió a los padres de Nuevo León a destinar los recursos necesarios y ahorrar para evitar que la falta de dinero signifique que los niños no pueden acudir a la escuela.

"Hago un llamado a todas las instancias: los padres de familia son los que deben a lo largo del curso hacer las indicaciones y crear el código de conducta que debe darse en las escuelas, sobre todo en lo que concierne a las cuotas y gastos extraordinarios.

Ninguna familia pobre debe ser limitada en su deseo de ir a la escuela porque no pagó cuotas. Hay que recordar que la constitución prescribe para nuestro país una educación laica y gratuita", aseguró Cabrera López.

En ese sentido, puntualizó que las autoridades deben también respetar las partidas económicas destinadas al área de educación, y evitar que por actos de corrupción se pierda este dinero.

"Que nadie tome lo que es de la escuela, que ningún funcionario haga corrupción con lo que está destinado a la escuela en nuestro estado. Eso es lo principal", argumentó.

De igual manera, el padre recordó que otros factores obstruyen el proceso de aprendizaje de los niños y jóvenes del país. En ese sentido, señaló temas como el bullying que afectan gravemente y que es responsabilidad de las autoridades escolares evitar que suceda, mediante la implementación de medidas y herramientas para prevenirlo.

"Hemos señalado muchos factores, uno de ellos es el económico, pero también es el ánimo y entusiasmo que brindan las empresas, a veces por esta cultura de agresividad es que muchos niños tienen miedo de ser maltratados. Para ello debe haber más trabajadores en las escuelas, todas deben tener sus consejeros, psicólogos escolares y prefectos, para que el que está en el aula no tenga que hacerlo todo. Es tiempo de que el gasto escolar tenga una prioridad en nuestro estado y nuestro país. Hace falta abrir plazas no solo para los maestros, sino asistentes, que ocupan un papel muy importante.

"Tal es el caso de trabajadores de limpieza, y del desarrollo humano de los niños y jóvenes", puntualizó.