Pide IP reservar escénica Ensenada-Tijuana al turismo

Una vez que se reconstruya el tramo que se derrumbó en la autopista, los empresarios solicitarán al gobierno federal que la carretera regrese a sus orígenes y se impida el tránsito de carga pesada

Ensenada

Contrario al uso que se le dio en los últimos veinte años con la entrada de miles de camiones de carga pesada, la carretera escénica Ensenada-Tijuana se construyó con fines turísticos, manifestó el empresario pesquero y constructor, Andrés Armenta González.

Una vez que se reconstruya el tramo que se derrumbó en el kilómetro 93+500 de la autopista, un grupo de empresarios en Ensenada sugerirá al gobierno federal que la carretera regrese a sus orígenes e impidan la entrada de camiones, porque están seguros que el peso y la vibración incidieron en el hundimiento de la vialidad el pasado 28 de diciembre.

"Eran otros tiempos, otros tráficos y otras necesidades y era para promover el turismo para Ensenada con el tránsito ligero de los turistas y no de los camiones", apuntó.

El ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE) señaló que fue en el sexenio de Luis Echeverría Álvarez cuando se desarrolló la obra de infraestructura y que Caminos y Puentes Federales (Capufe), con un afán recaudatorio, permitió la entrada del transporte de carga por dicha arteria.

Además, advirtió que en aquel entonces las cargas permitidas eran de 20 toneladas y no había el movimiento de camiones que existe en este momento tras el crecimiento de los valles agrícolas, maquiladoras y el puerto.

"Porque el gobierno decidió no darle el mantenimiento que requería esa carretera y porque aparte en un afán recaudatorio permitió que las mercancías, que los camiones (transitaran)...las cargas excesivas y las vibraciones son las que desestabilizan los taludes pues obviamente que contribuyó de gran manera", sostuvo el ingeniero.

Armenta González recordó que fueron alrededor de 28 años, de los casi 40 que tiene la carretera, que la vialidad se mantuvo en perfectas condiciones hasta que el gobierno federal decidió darle en garantía a Banobras esta autopista para que los ingresos se fueran a una bolsa común para asegurar el rescate carretero.

Como opción, la iniciativa privada propone que se haga una adecuación en la carretera hacia Tecate, pasando por Valle de Las Palmas hasta Otay, para que el tránsito de mercancía tenga una salida natural desde el puerto. La inversión mínima para que el transporte pueda usar esa ruta es de 7 millones de pesos.