Pide Cardenal restituir derechos a habitantes de Temaca

Admite que es "drástica y triste" la decisión de inundar poblados y pronuncia por distribución equitativa del agua 

Guadalajara

El cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, calificó de "drásticas y tristes", las medidas para garantizar el abasto de agua, inundando los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y se pronunció por la restitución de derechos a los que serán afectados con la construcción de la presa El Zapotillo.

"Ante la declaratoria, el fallo de que la presa va, la inundación de estos pueblos, Temacapulín, Acasico y Palmarejo van a ser inundados, lo que nosotros esperaríamos es que las personas que se vean afectadas se vean remuneradas o correspondidas, indemnizadas en justicia, a cabalidad por este daño que se les causa", dijo.

En rueda de prensa posterior a la misa crismal, el Arzobispo tapatío aceptó que el daño moral -la memoria histórica y afectiva y sus muertos ahí enterrados- no se podrán restituir, pero sí el daño material y confió en que esta labor será vigilada por el Observatorio Social creado por el gobierno de Jalisco.

Robles Ortega destacó otro motivo de alerta:

"Preocupa socialmente no solo a los que van a ser inundados, sino que preocupa a la región de Los Altos y en último término a la ciudad de Guadalajara, el tema del abasto de agua ¿qué cantidad de agua se va a asegurar para el futuro?

Y se pronunció porque este Observatorio también se haga cargo de vigilar la distribución equitativa del agua para Los Altos y la ZMG "ya que Jalisco es el que está aportando, por así decirlo, las consecuencias de esta decisión".

Cuestionado respecto al derecho de las minorías, el cardenal apuntó que entraría en discusión de tipo filosófica pues las aguas están regidas por marco constitucional legal "para que bien del agua sirva a los más" y ante "decisiones tan drásticas tan dolorosas" insistió en restituir derechos.

El purpurado aceptó que si el templo de Temacapulín significa un patrimonio importante para el pueblo, "es fácil aún costoso pero fácil cambiarles piedra por piedra".