El pequeño ángel "sin alas"

Haber nacido sin brazos no es impedimento alguno para Ángel, que a punto de iniciar su educación primaria, ya aprendió a hacer letras y a colorear con crayones y pincelines.
"Salí nervioso pero después todo fue fácil y recibí muchos aplausos".
"Salí nervioso pero después todo fue fácil y recibí muchos aplausos". (Sergio Enrique Guajardo Adame)

Francisco I. Madero, Coahuila

Ángel, es un niño de 7 años de edad que carece de sus extremidades superiores, pero ya aprendió a colorear y escribir sus primeras letras.

El pequeño Ángel en todo momento se mostró muy participativo durante la entrevista, afirmó: "ya cumplí siete años y estoy en el kinder, pero ya voy a entrar a primero de primaria".

Ángel es originario de Matamoros y ha recibido rehabilitación en las ciudades de Monterrey, Nuevo León y en Saltillo, Coahuila.

El niño es totalmente independiente, hasta come solo y hace sus necesidades fisiológicas.

Con crayones largos y pincelines, el pequeño Ángel se expresa y demuestra las ganas de seguir adelante y sobretodo convivir con sus demás compañeros del CAM 25 de Matamoros, ubicado en la calle Ocampo, de la colonia Paraíso.

Actualmente Ángel, esta recibiendo tratamiento odontológico, al quererlo llamar Angelito el afirma, "me llamo Ángel".

En una carreola, Ángel es transportado a todas partes, como la Feria Científica que se realizó en el CAM de Francisco I. Madero y participó mostrando un experimento.

"Salí nervioso pero después todo fue fácil y recibí muchos aplausos".

Ángel es un claro ejemplo de vida, con dedicación, el amor de sus padres y la enseñanza de sus maestros este gran lagunero espera salir adelante.