Personas físicas podrían ser multadas por discrepancia fiscal

El SAT podría denunciar penalmente a quien informe que gasta más de lo que gana y no demuestre de dónde obtiene los recursos para pagar los montos que exceden a sus ingresos

Tijuana

as autoridades hacendarias anunciaron mayores actos de fiscalización para contribuyentes que caigan en una discrepancia fiscal, es decir que reporten más gastos y no puedan comprobar sus pagos -a los que se incluye el uso de tarjetas bancarias- advirtió el abogado fiscalista, Miguel Ángel Sancén Figueroa.

Detalló que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), podría denunciar penalmente a quien informe que gasta más de lo que gana y no demuestre la procedencia de los recursos para pagar los montos que exceden a sus ingresos.

Además quienes no comprueben su discrepancia en sus gastos, pagarían multas y recargos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA), sobre los ingresos que no declaró el contribuyente.

"Por propias manifestaciones de la autoridad fiscal, vienen mayores actos de fiscalización a partir del siguiente semestre de este año va a empezar a haber más movimiento por ahí, de hecho se puede activar una situación de carácter penal en la discrepancia fiscal", afirmó.

Refirió que el endurecimiento de las leyes fiscales en el que se incluye la información de tarjetas de crédito y cuentas bancarias, se debe a que algunos contribuyentes evaden el pago de impuestos y Hacienda busca una mayor recaudación fiscal.

"Todas las personas físicas que estén dadas de alta o que no estén dadas de alta en el RFC, que estén en la formalidad o en la informalidad, todos y cada uno de nosotros podemos llegar a caer en una figura de discrepancia fiscal",remarcó.

Sancen Figueroa, refirió además, que las personas que ahorran su dinero en Estados Unidos podrían ser sancionados por el SAT si determina que no se pagó el impuesto correspondiente, esto a partir del acuerdo FATCA entre México-EU que facilita y transparenta el intercambio de información de usuarios financieros entre los países y que entrará en vigor a partir de julio del presente año.